De las moscas de pesca, porque pescar con moscas ahogadas

De las moscas de pesca, porque pescar con moscas ahogadas

De las moscas de pesca, porque pescar con moscas ahogadas

por 7 de mayo de 2013 7 comments

Cuando ya has superado las primeras dudas que surgen al iniciarte en la pesca a mosca, suele aflorar otro temor: el miedo a no acertar con la mosca que tenemos que poner en cada momento. Es algo parecido al miedo que te entra cuando coges el coche por primera vez y crees que no vas a saber cuándo meter las marchas. Pero la experiencia te va enseñando y, aunque no siempre se acierta, aprendemos qué moscas utilizar y cuándo utilizarlas.

Foto de Louis Cahill

Normalmente, si las truchas están en el fondo, utilizaremos una ninfa, y si vemos las truchas a media agua o en la superficie, emplearemos una emergente, una mosca ahogada o una seca. Muchas veces probaremos todas y cada una de las moscas de la caja, pero no seremos capaces de dar con la adecuada.

Tipos de moscas de pesca

Por norma general, se suele clasificar a las moscas de pesca según su campo de acción en el agua. Así, podemos distinguir de forma muy general entre moscas secas y moscas ahogadas.

Moscas secas

Las moscas secas son aquellas que actúan sobre la superficie, mientras que por mosca ahogada se entiende toda aquella mosca que actúa por debajo del agua, desde el fondo a la superficie. De esta manera, dentro de las moscas ahogadas se pueden incluir a las ninfas, las moscas emergentes y las moscas ahogadas. Pero normalmente, cuando nos referimos a mosca ahogada estamos hablando de estas últimas, que pescan cerca de la superficie.

Mosca ninfa

Moscas ahogadas

La mosca ahogada es muy similar a la mosca seca en lo que a forma y apariencia se refiere, pero hay algunas diferencias. Por ejemplo, la mosca seca se realiza con materiales más ligeros que las ahogadas: para las moscas secas se utilizan hilos, plumas y dubbins poco pesados y finos, mientras que para la elaboración de las moscas ahogadas se suelen emplear sedas que le den más peso. Además, el plumaje de las moscas secas suele ser más voluminoso y abultado que el de las moscas ahogadas.

Mosca emergente

Y es que, aunque la diferencia entre la mosca seca y la ahogada quizás no sea mucha, en ese momento de duda, cuando no sabes cuál será más efectiva, la diferencia puede llegar a ser decisiva.

Pesca con boya o buldó

Desde hace unos cuantos años, en la pesca con mosca a cola de rata, los pescadores son muy extremistas, parece no haber más opciones que elegir entre las ninfas y las secas, y muchas veces ese es el fallo.

Hace 15 o 20 años, la variedad de moscas de pesca era mucho mayor, incluso se utilizaban más las emergentes y las moscas ahogadas que las ninfas. Pero ahora, muy pocos son o somos los que empleamos ese tipo de moscas. Parece que si no llevan una cabeza dorada, plateada o naranja, no son válidas para pescar. Y este es un grave error, porque las truchas ya se cansan de ver las mismas moscas día tras día.

De esta manera, el uso de las moscas ahogadas ha ido quedando en un segundo plano a lo largo de estos años y, a día de hoy, prácticamente solo se utiliza en la pesca con boya o buldó.

La pesca con boya es una práctica que cada vez cuenta con menos aficionados; el auge de la pesca con mosca a cola de rata la ha ido desplazando a un segundo plano en estos últimos 20 años, no obstante, es una modalidad que da muy buenos resultados a quienes la practican.

Boya de pesca

Para la pesca con boya se necesita un equipo de lance, si practicas la pesca con cucharilla esa misma caña te valdrá, y el carrete también. En lo que respecta al aparejo, es bastante diferencia respecto a la pesca con cola de rata.

Montaje del aparejo de pesca a mosca con boya o buldó

Para montar el aparejo será necesario una boya o buldó, que se llenará de agua, lo que nos permitirá efectuar el lance sin dificultades. La longitud del aparejo dependerá básicamente del número de moscas que queramos utilizar, el tipo de río y la longitud de la caña. De esta manera, la boya se ata al final del hilo principal, del cual saldrán dos, tres o cuatro (depende del número de moscas) codales de hilo más cortos. Entre mosca y mosca dejaremos una longitud de 50 o 60 centímetros y la longitud de los hilos que salen del hilo central será de entre 6 y 10 centímetros, longitudes (que no tienen por qué ser exactas) que permitirán a las moscas actuar libremente sin problemas de espacio.

Las moscas no tienen que ser todas del mismo tipo, podemos poner una mosca seca al principio, luego una ahogada y cerca de la boya una ninfa o emergente, pero eso varía según el gusto del pescador.

Pesca con moscas secas vs moscas ahogadas con cola de rata

La pesca con mosca ahogada a cola de rata es una práctica menos extendida. Se suelen emplear dos o tres moscas, y se puede poner una ninfa en la punta del hilo para que nos ayude en el lanzamiento. En esta modalidad se suele pescar aguas abajo, por lo que la diferencia con la pesca a mosca seca va a ser considerable. Mientras que en la pesca con mosca seca pescamos aguas arriba e intentamos hacer un posado de la mosca lo más natural posible y sin movimientos y ruidos extraños para no espantar a las truchas; en la pesca con mosca ahogada no se requiere esa suavidad y precisión en el lanzado.

Aunque nosotros no apreciemos tanta diferencia entre las moscas secas y las moscas ahogadas, o entre las emergentes y las ninfas, las truchas sí que la notan.

Además en el momento que cae la línea al agua, en la pesca a mosca seca la línea va descendiendo río abajo y nosotros debemos ir recogiendo la línea con la mano izquierda para que no nos derive la mosca ni haga movimientos extraños, es decir, para que el descenso sea lo más natural posible. En cambio con la mosca ahogada somos nosotros los que tiraremos de la línea para traer las moscas hacia nosotros, además en el momento de sacar las moscas del agua, el movimiento debe ser lento ya que las truchas pueden interpretar que las moscas están emergiendo y lanzarse a por ellas, es más, es una acción bastante común. Por lo tanto, existen bastantes diferencias entre la pesca a mosca seca y la pesca con mosca ahogada, tanto en la técnica como en el montaje del aparejo.

La efectividad de una y otra modalidad dependerá del momento, del día, de las condiciones del río, del lugar en el que estén comiendo las truchas… Es decir, la decisión de utilizar una mosca u otra la tenemos que tomar en función de unos factores que tenemos que interpretar en función de la experiencia.

Y, aunque nosotros no apreciemos tanta diferencia entre las moscas secas y las moscas ahogadas, o entre las emergentes y las ninfas, las truchas sí que la notan, y eso es lo que determina que tengas un buen día de pesca o no. Porque de vez en cuando viene bien echar un vistazo a nuestra caja y escoger una emergente en lugar de una ninfa, o pescar con una mosca ahogada en vez de una seca. Y esto solo se aprende cuando sabemos interpretar el río y la naturaleza, y sobre todo pescando, porque en la pesca de nada vale la teoría si no la pones en práctica.

Más artículos interesantes

Llega el tiempo de las hormigas aladas, te explicamos como montarlas
visitas 400
En este año 2018 de tiempo tan variable y que nada se parece al de años anteriores, el otoño o más bien el fin del verano, no iba a ser una excepción....
La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 154
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...
En busca de el dorado: pesca del depredador más deseado de Sudamérica
visitas 272
El dorado es un fabuloso depredador muy representativo de las aguas dulces de Sudamérica, tanto en las cuencas altas como bajas. Es también conocido p...
Destinos de pesca: Río Namsen la joya de la corona de los ríos salmoneros noruegos
visitas 153
Hablar de salmón es relacionarlo rápidamente con Noruega. Aunque los salmones que llegan a nuestros mercados son de piscifactoría no es menos verdad q...

7 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Javier
    #1 Javier 25 marzo, 2015, 14:36

    Buenos días.
    Mi nombre es Javier. Soy pescador de Lucio y BB. también soy aficionado al surfcasting cuando voy al mar que suele ser en verano y semana santa. También me gusta bastante pescar trucha, lo hago siempre con lombriz dejando que la corriente se la lleve, y muchas veces poniendo un plomito muy pequeño para que me deje lanzar al sitio que deseo. No se pescar con cola de rata, pero me apetece empezar a pescar con moscas. Quiero empezar a pescar con moscas pero con caña de spinnig. Mi pregunta es si puedo pescar de la misma manera que lo hago con la lombriz, pero con mosca en vez de la lombriz. Creo que tengo que poner un Buldo. He visto que hay un estilo que es la leonesa, que consiste en poner 3 o 4 moscas en la linea. eso para el río donde voy a pescar puede ser muy arriesgado y quiero evitar enredos. Se puede hacer con una sola mosca? Que tipo de mosca es? y como iría el orden del aparejo???
    Muchísimas gracias de antemano y un saludo

    Contesta a este comentario
  2. Cesáreo
    #2 Cesáreo 15 enero, 2014, 19:08

    Yo soy leones, tengo cerca de 70 años y pescar al sereno en primavera con mosca ahogada de mi tierra no me lo quita nadie.
    Fijaros soy daltónico y me hacen las moscas mis amigos de Salamanca Paco Redondo, para mas datos y cojo truchas fario e iris, de todo y bogas no digamos me ponen de los nervios porque me estropean los aparejos
    Por cierto Estefanía, tienes una invitación para participar en el programa de radio. Mira tu correo electrónico
    FELIZ PESCA

    Contesta a este comentario
  3. jose luis
    #3 jose luis 9 mayo, 2013, 13:52

    En el Bierzo todavia se practica bastante, pero como tú bien dices cada vez menos, pero los rios cada vez son menos accesibles yo mismo desde los 12 años monto mis ahogadas (me enseño el maestro), pero cada vez la practico menos pues hay tramos de río donde yo pesco en los cuales a mediodia con un sol de 40º puedes hacerte ala idea que esta anocheciendo.
    A mí de pequeño en la escuela me enseñaron que donde hay luz hay vida, pero los politicos no lo quieren entender,seguro que recuerdas que los ribereños cortaban arboler y ramas para las cabras de esta manera el río se mantenía limpio facilitando la pesca con ahogada pero hoy en dia cada vez mas dificil y donde se puede practicar està lleno de pescadores,tambien practicaba la pesca al pompon ¿la conoces? Pues hace 3 años que no puedo practicar por los rios de montaña están cubiertos por zarzas y ramas.
    Todos los años como este, los ríos sufren grandes riadas imprevistas debido a los tapones que se forman por los àrbloes caídos, ramajes, zarzas, plásticos, etc. Esto hace mucho daño las truchas y otras especies pero bajo mi punto de vista favorece a los furtivos que se esconden muy bien sin tener que camuflarse.

    Contesta a este comentario
    • Estefanía Gómez
      Estefanía Gómez 9 mayo, 2013, 15:44

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Los ríos están cada vez peor cuidados, no se preocupan por mantenerlos limpios ni accesibles, no hay vigilancia, y mientras los pescadores nos quejamos, los furtivos se benefician.

      Respecto a la pesca con mosca ahogada, sí que es cierto que, afortunadamente, existen pescadores que mantienen viva esta pesca, pero las nuevas generaciones no usan esta modalidad y es una pena, porque se acabará perdiendo una práctica tan bonita como la pesca con mosca ahogada, ya sea con boya o con cola de rata.

      Un saludo!!

      Contesta a este comentario
  4. Toni Martínez
    #4 Toni Martínez 7 mayo, 2013, 14:00

    Fantástico artículo Estefanía. La pesca con mosca en todas sus variantes es todo un arte. Con buldó es cada día menos practicada y en León es como una religión. Por algo será. Yo cuando pesco con el buldó pongo una ninfa detrás de él con muy buenos resultados. Saludos!!!

    Contesta a este comentario
    • Estefanía Gómez
      Estefanía Gómez 7 mayo, 2013, 18:19

      Muchas gracias!!! La verdad es que cada vez la practica menos gente. Yo recuerdo cuando era pequeña ver pescar a mi tío y mi padre con la boya, pero la pesca con cola de rata la ha reemplazado totalmente. Pero no se debería de perder una modalidad tan bonita con la pesca a mosca con boya. Saludos 🙂

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.