La mejor caña para pescar barbos a la ova

La mejor caña para pescar barbos a la ova

por 16 de Mayo de 2016 0 comments

El título de este artículo es, sin duda, un tanto excesivo, pues no hay caña perfecta o ideal para ningún tipo de pesca, ya que, ni todos los pescadores tenemos los mismos gustos, ni los escenarios y circunstancias tampoco son idénticos a la hora de utilizar la misma caña pescando con la misma técnica, por lo que más correctamente se podría decir: que en este escrito lo que se pretende es  aconsejar, de forma básica, un tipo de caña para pescar barbos a la ova que nos pueda servir en la mayoría de las ocasiones y lugares usando la técnica “a veleta corrida” o “a la pasada”, siendo el cebo elegido la ova. Aunque igualmente serviría si lo que vamos a utilizar es asticot, gusano de la miel, lombriz, canutillo o cualquier otro que podamos coger del río donde vayamos a pescar.
Composición de lugar: con esta técnica siempre pescaremos en río, no existiendo otra opción, pero éste puede llevar mucha corriente, poca, tener pozas profundas o zonas más someras, estar libre de obstáculos o profundamente enmarañado, o ser ancho o estrecho. Todas estas circunstancias que nos podemos encontrar las tendremos que solventar habitualmente con una sola caña, así que, paso a describir una que nos pueda resultar polivalente y adaptable a cada ocasión y escenario, sin necesidad de utilizar una distinta para cada coyuntura diferente, y que nos permita solventar la mayoría de eventualidades que nos podamos encontrar.

Cómo elegir la caña para pescar barbos a la ova

Personalmente recomendaría una caña tipo boloñesa (y digo “tipo”, no siendo necesario que sea de esta nomenclatura específica, sino parecida en su modelo y concepción), de una longitud de 5 a 7 metros, siendo en esta primera especificación donde sí tendremos que valorar donde vayamos a pescar con más asiduidad. Una caña para pescar barbos a la ova más larga nos ayudará a pescar zonas o pozas más profundas, ya que tendremos la posibilidad de montar y poder lanzar aparejos con los que pescar más hondo (recordemos que los barbos normalmente buscan su comida  pegados al fondo), por lo que una caña corta nos imposibilitará buscar a estos ciprínidos en estas zonas del río.

barbo-ova

Además, y debido a la técnica que en este caso vamos a practicar, hacer derivar la veleta en la corriente, soltando sedal para que la bajada del cebo sea lo más natural posible, hará que muchas picadas se produzcan a 80 y más metros, según distancia del tramo que pesquemos y la vista del pescador para ver la antena de la boya o veleta, por lo que nos ayudará sobremanera a clavar el pez la mayor longitud de la caña, ya que, contra más larga, más metros de sedal levantaremos al dar el cachete, con lo que la fuerza de éste se transmitirá con mayor prontitud a la boca del pez, algo fundamental en este tipo de pesca. También debemos valorar aquí que una caña más larga será más difícil de utilizar cuando tenemos obstáculos aéreos, principalmente árboles, que nos dificultarán tanto el momento del lance como a la hora de clavar al pez; por contra, esta mayor longitud nos ayudará a esquivar obstáculos más cercanos a la orilla y buscar el centro del río.

Acción y peso de la caña

La acción: entre 10 y 30 gramos será suficiente para utilizar montajes más livianos y poder lanzarlos con comodidad, o más pesados cuando la fuerza de la corriente recomiende la pesca con veletas más pesadas. Además, una caña potente, mejor con acción de punta, nos será muy útil para cuando nos sea muy dificultoso o imposible ayudarnos del freno del carrete para “trabajar” al pez debido a la abundancia de obstáculos en el río, lo que nos hará luchar con estos potentes bigotudos de “poder a poder” sin darles opción a trabarse o “aberroncharse” en ellos para deshacerse de nuestro anzuelo, algo a lo que son muy dados.

El peso de la caña: muy recomendable que sea lo más liviano posible dentro de las especificaciones de longitud y potencia aconsejable, puesto que, y tratándose de cañas largas, y de un tipo de pesca que requiere estar toda la jornada con ella en la mano, nos aliviará bastante del esfuerzo que esto supone, y que repercutirá muchas veces en nuestras cansadas y doloridas espaldas.

Y, por último, acompañando a este artículo os dejo un vídeo donde se dan unos consejos básicos y obvios, pero que muchas veces olvidamos o no tenemos en cuenta, a la hora de elegir y comprar una caña, sea de la modalidad que sea; además, en el mismo aparece la captura de algún barbus barbus con ova en un maravilloso y espectacular paraje.

Buena pesca a todos!!

Más artículos interesantes

Formas y técnicas para la pesca del Reo
visitas 0
El salmón es sin duda el rey de los peces en España. Su escasez y problemas le hace incluso más especial. Por ello, la apertura de la temporada de pes...
Neko Rig: Un montaje diferente para pescar al bass con vinilos
visitas 702
Uno de los principales problemas que se le presenta al pescador de basses cuando opta por utilizar señuelos de vinilo, es el alto porcentaje de enganc...
Cebos para la pesca de tencas: qué funciona mejor y por qué
visitas 1.972
La tenca, prima hermana de la carpa, ha encontrado en el suroeste español y en Extremadura en particular un hábitat ideal. Amante de las aguas en calm...
Cómo pescar truchas a ballesta
visitas 6
La pesca con cucharilla a ballesta, es muy propia de Galicia, cuántos de nosotros, no hemos visto, ríos que en teoría son impescables, por la configur...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.