La increíble anécdota de pesca del Presidente Carter.

La increíble anécdota de pesca del Presidente Carter.

por 15 de junio de 2017 0 comments

La mayoría de los pescadores deportivos disfrutamos con buenas anécdotas y relatos de pesca, casi tanto incluso que cuando practicamos nuestro deporte favorito. En muchas ocasiones, incluso, cuando conocemos a otros pescadores a pie de río, en un embalse o durante una jornada de pesca en el mar, se inicia una serie de intercambios de anécdotas que, al menos a mí me pasa, hacen incluso que olvidemos por un momento la caña y mientras descansamos o comemos algo para reponernos escuchamos estos relatos.

La anécdota de pesca tiene mayor interés si es de un famoso

Ocurre, además, que cuando alguna personalidad famosa confiesa su pasión por la pesca y nos damos cuenta que nuestro deporte favorito, y tomados por muchos como minoritario, es compartido por deportistas, artistas o políticos famosos, esas historias que ellos mismos cuentan nos producen un interés mayor que lo que sus actividades o profesiones diarias.

El presidente de los EE.UU, Jimmy Carter pescador

Uno de esos famosos que han preferido siempre el sentir la lucha con un pez al otro extremo del sedal en lugar de disfrutar de otros pasatiempos más acordes con su status es Jimmy Carter, el trigésimo noveno presidente de los Estados Unidos de América. Un político valorado y querido en su país que, durante su mandato al mando de una de las mayores potencias del mundo, no olvidó nunca sus orígenes como pescador y, además, se vanaglorió siempre de serlo.

la anécdota de pesca del Presidente Carter.

Gran aficionado a la pesca a mosca, este político nacido en el estado de Georgia siente tal afición por la pesca deportiva que, incluso, ofrece como premio un viaje de pesca con él a aquellas personas que se distingan en su labor sanitaria.

La gran anécdota de pesca del presidente Carter

Jimmy Carter, como todo buen pescador, también tiene sus buenas historias de pesca con las que entretener a otros pescadores, o incluso a aquellos que no lo son, en una amena charla.

Y, es más; la historia que nos ofrece Carter ocurrió, ni más ni menos que durante su mandato como presidente de los EE.UU y causó tal revuelo que salió publicada en la prensa del país.

Carter estaba pescando a bordo de una pequeña canoa en uno de los lagos que existen en su Georgia natal y adonde se encontraba disfrutando de unas pequeñas minivacaciones dentro de su ajetreada agenda.

 

Durante su jornada, el presidente observó cómo desde la orilla, un animal terrestre avanzaba nadando hacia su bote y observó como este ser acudía hacia él portando malas intenciones. Con ayuda de un remo, Carter, que se encontraba solo, pudo alejar a este animal.

anécdota de pesca del Presidente Carter.

Lo increíble vendría después ya que, una vez más tranquilo tras la experiencia, contó a sus allegados y ayudantes que Más tarde, Carter explicaría a sus ayudantes y colaboradores de la Casa Blanca que el animal que había nadado hacia él, posiblemente se trataba de un conejo que huía aterrorizado de algún otro animal. La historia, como es lógico, no fue del todo creída por aquellos que la escucharon e, incluso, un miembro del staff de la Casa Blanca llegó a comentar que «todo el mundo sabe que los conejos no nadan».

¿Pero qué vio Carter mientras pescaba?

El presidente Carter, molesto ante la incredulidad que mostraban sus ayudantes, solicitó a uno fotógrafo de la Casa Blanca que estaba cerca de él, que mostrase las fotografías que había tomado. En una de ellas, en efecto, se veía a Carter con el remo en alto, dispuesto a espantar a lo que el creía que era un conejo con algún tipo de alteración o anomalía.

La fotografía, aunque no mostraba muy bien que animal era, dio pie a todo tipo de comentarios, algunos jocosos, en torno a la experiencia de pesca del presidente de los EE.UU.

The Washington Post incluso sacó una noticia a tres columnas que narraba lo vivido por Carter al tiempo que se preguntaba qué clase de animal podía ser y que podía haber hecho que se mostrase tan agresivo. Se llegó a incluso a consultar a expertos en zoología que aseguraron lo que Carter sospechaba, que el conejo, bautizado ya como “Banzai” o “Monster Rabbit”, se había echado al agua huyendo de alguna presa. Otros intentaron identificar al animal como un conejo de pantano, una especie abundante en estados como Georgia y que podrían nadar, a diferencia de otros conejos.

Sea como fuere, esta historia vivida por un presidente de los Estados Unidos durante la práctica de su afición favorita, se convirtió en lo que en el fondo es hoy en día: una anécdota de pesca que, al calor de un buen fuego de chimenea de un salón, con una copa de licor entre las manos y acompañado por más pescadores, entretuvo, y sigue haciéndolo hoy en día seguramente, las tertulias de pesca que Jimmy Carter seguirá teniendo.

Más artículos interesantes

Peces míticos: La trucha toro y la historia de su recuperación
visitas 1.204
Creo que casi todos los pescadores tenemos algún viaje, alguna especie que nos encantaría pescar, ya sea un dorado o un marlín, por ejemplo para los q...
Destinos de Pesca: El río San, el paraíso polaco de la pesca a mosca
visitas 117
El río San no sonará a muchos españoles, a pesar de sus 400 kilómetros como si lo hará donde desemboca, el río Vistula. Pero para afortunados pescador...
Opinión. La guerra política de la carpa en Extremadura: ¿pescadores, peces o votos?
visitas 241
Este pasado jueves, tal y cómo informamos en nuestro resumen semanal de noticias, se conoció como la orden de veda de pesca de 2017 que prepara la Jun...
Mújol a mosca seca imitación miga de pan en Galicia
visitas 498
Aprovechando un viaje turístico por las “Rias Baixas” gallegas, cómo no echar la caña de mosca por si se terciaba pegar unos lances intentando pescar ...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.