La importancia de la recuperación de nuestros ríos: El caso del río Cofio

La importancia de la recuperación de nuestros ríos: El caso del río Cofio

La importancia de la recuperación de nuestros ríos: El caso del río Cofio

por 15 de octubre de 2014 1 comment

El corto río Cofio (56 km) podría ser uno de los ríos más completos de pesca por la variedad de recursos que ofrece, pero la mano del hombre en los últimos años ha limitado la riqueza y las posibilidades que ahora empieza a revertirse.

cofio2

 

Para muchos el río Cofio es un desconocido, incluso para los habitantes de Ávila y Madrid, que es por donde discurre este afluente del Alberche. Pero una noticia seguro que ha puesto en conocimiento este pequeño río para muchos, la voladura de la presa de Robledo de Chavela, la más grande nunca realizada en España y en Europa, como pueden ver en este vídeo.

La voladura de una presa que construida para el suministro de agua potable de la zona, llevaba años sin uso práctico, es el fin del principal (pero no único) obstáculo para recuperar el río Cofio. La presa que siempre ha sido un obstáculo para el movimiento y migración de los peces, especialmente, barbos y pequeños ciprínidos como el cacho, se había convertido en un auténtico lodazal, que acumulaba esencialmente los puerines de las explotaciones ganaderas de su tramo más al norte (Navas del Marqués, Peguerinos, Santa María de la Alameda) en un proceso que se había agravado en los últimos años, desde que se abandonara su uso y se eliminara otra pequeña presa río arriba.

En 2011, ya se derribó la pequeña presa del río Cofio entre Navas del Marqués y Santa María de la Alameda, recuperándose los márgenes del río y permitiendo que especias como la trucha pudieran emigrar aguas arriba buscando frezaderos naturales. Pero con ello, los residuos animales no se encontraban e iban a parar a la presa de Robledo de Chavela, con un gran riesgo tal y como se comprobó en 2012 tras la avería de la válvula del desagüe de fondo y una fuga posterior de sedimentos.

El Organismo de cuenca realizó entonces las primeras operaciones de urgencia, consistentes en la colocación de un sistema de barreras para evitar el arrastre de sedimentos aguas abajo (embalse de San Juan), intervención a la que siguió el vaciado controlado del embalse con la pesca simultanea de 4.500 especies autóctonas, especialmente barbos y bogas, y el arranque de la restauración del cauce y la ribera con plantación de casi 5.000 ejemplares vegetales autóctonos (sauces, encinas, sabinas…) una labor que continuará en los próximos meses.

cofio1

Alta montaña, puerines y recuperación de la trucha

El espectacular fin de la presa no debe ser el fin del proceso recuperación completa del río Cofio, sino el arranque de una nueva etapa, ambiciosa, pero posible, que es buscar la recuperación de la fauna piscícola.

Como casi todo, el mayor esfuerzo se tiene que hacer en el origen, en su cauce más alto, trabajando para que las explotaciones intensivas de ganado sean menos contaminantes y buscando la recuperación de la trucha autóctona. La vuelta de la trucha es viable, si vemos la experiencia del coto de Santa María de la Alameda, tanto en el río Cofio como en su afluente, el río Aceña, pero la encomiable labor del coto se realiza con trucha arcoíris y común de repoblación.

El esfuerzo, costoso, pero positivo sería recuperar la trucha común autóctona en esta zona de la Sierra Oeste, analizando la existencia de población autóctona del propio río o de algunos de los alrededores, antes de que sea tarde su recuperación. La viabilidad de esta población será el termómetro para ver si el rio Cofio se está recuperando correctamente.

Vía libre desde el embalse de San Juan

El tramo medio-bajo del río Cofio también tiene sus retos, no tan ambiciosos pero importantes. El Cofio desemboca en el Alberche, en el conocido para muchos Embalse de San Juan, formando una pequeña cola en la que además de la pesca del Black Bass, la especie estrella de este pantano, también hay una buena población de barbos.

cofio_san_juan

Sin el obstáculo de la presa de Robledo de Chavela, los barbos pueden remontar un tramo mayor del cauce, con mejores opciones de desove y de aumento de población. También es importante el papel de otros peces, como la boga, cuya población ha caído en picado en todos los ríos de España. Los movimientos de estos peces desde su tramo alto hasta la desembocadura, garantizarán mejores poblaciones e incluso mejor alimento para los depredadores.

Queda mucho por hacer, en el río Cofio, y en cientos de ríos, hay que aumentar los recursos cuando ahora mismo es complicado, pero no hay que olvidar que lo que se invierta finalmente se devuelve, en riqueza medioambiental y en crecimiento socioeconómico de nuestras zonas pesqueras.

Más artículos interesantes

Buscando lecturas de pesca
visitas 385
A los que vivimos con pasión la pesca nos gusta ver películas sobre las aventuras de pescadores, emocionarnos viendo cuando capturan un buen un pez, o...
¿Pescar en compañía o en solitario?: Cuestión de matices
visitas 520
La pesca es una afición que es susceptible de ser encarada desde múltiples puntos de vista. Pasión, parsimonia, avidez, desidia, curiosidad o desinter...
Las 10 famosas celebrities que también pescan
visitas 1.358
No complace ver cómo crece cada vez más el número de mujeres que se incursionan en el apasionante mundo de la pesca deportiva, y es que hoy es un hech...
¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 656
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 15 octubre, 2014, 12:33

    esperemos que todas estas labores se extiendan a tantos y tantos de nuestros maltrechos ríos. 😉

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.