La elección del cebo y su importancia en el carpfishing

La elección del cebo y su importancia en el carpfishing

La elección del cebo y su importancia en el carpfishing

por 15 de octubre de 2019 0 comments

Para algunos pescadores, especialmente los desconocedores o pescadores casuales de carpa, consideran a esta poco exigente a la hora de elegir y presentar cebos que las atraigan. Nada más lejos de la realidad. La elección de los mejores cebos para carpas es un elemento clave para conseguir el éxito en su pesca, especialmente en las jornadas de carpfishing en la que buscamos grandes ejemplares.

Lo que si tenemos es una variedad de cebos que nos permite ser muy flexibles a la hora de escoger el mejor. Y es que la carpa es caprichosa, selectiva y sus hábitos cambian, a veces radicalmente a lo largo del año. Esto nos obliga a que juguemos con una enorme variedad de cebos, algo sencillo si escogemos lotes tan completos como el Trybion Adamantium que con su variedad de boilies, pellets, maíces, chufas, hook baits e incluso aromas, entre otros elementos, nos permitirá conseguir los mejores resultados en cualquier momento con la garantía de un producto de gran calidad.

El apogeo de la primavera y el arranque del verano

Los hábitos de la carpa deben ser el elemento esencial en el que pivote la elección de nuestro cebo. Como hemos anticipado, sus costumbres cambian y estas se centran especialmente en la forma de alimentarse, a veces errática y otras dándose unos banquetes que no tienen fin.

Esto ocurre en la época dorada de la pesca de la carpa, cuando la primavera avance y las temperaturas del agua de nuestros embalses empieza a elevarse y despierta a las carpas de su letargo o inactividad invernal.

La elección del cebo es esencial incluso en las grandes jornadas de carpfishing de primavera y verano

En las semanas previas al desove, de marzo en los embalses más al sur hasta junio en el norte o zonas de alta montaña, las carpas muestran una actividad frenética, comiendo sin parar, para estar llenas de energía para el apareamiento, esto hace que su captura, con una buena combinación de elección de cebo y técnica, sea más abundante.

Esto no significa que la elección del cebo no sea importante, ni tampoco la técnica. Si es necesario que empleemos grandes cantidades de alimento, teniendo que cebar varias veces al día y de forma intensa.

Sobre el tipo del cebo, aunque es cierto que el ansia por alimentarse le hace ser menos selectivo sigue siendo importante. El aporte calórico, tras la pérdida de peso del invierno hace que la elección de pellets o boilies de halibut, cangrejo, hígado, etc. que podemos encontrar en la gran variedad de productos Trybion nos aporte ventajas.

Tras el desove de la carpa

Tras la tempestad…. Llega la calma. En pleno desove, la actividad de nuestro rival cesa, deja de alimentarse y su captura tiene peores resultados que incluso en el crudo invierno. No te alarmes, dura muy poco, días o como mucho algo más de una semana, especialmente si esos días son soleados y de tiempo estable.

Pero si vemos a las carpas acercarse y revolotear por las orillas, especialmente hembras perseguidas por varios machos, estaremos en pleno momento de freza. Es un espectáculo precioso, pero de nulo resultado para la pesca.

Primavera es una época dorada para la pesca de la carpa

Afortunadamente todo cambia cuando este desove, que no deja de ser un esfuerzo adicional para el pez, acaba. Son unas semanas excepcionales para la pesca de la carpa, especialmente para el pescador de carpfishing de ejemplares record. La carpa vuelve a alimentarse con gran voracidad, pero ojo, con matices distintos que la época prefreza. Es más selectiva, más cuidados y la elección del cebo tiene que ir en ese sentido.

Así, en boilies y pellets, debemos ir haciendo una transición de los hipecalóricos a otros más ligeros según avancen las semanas. Así cuando ya veamos el verano cerca o incluso disfrutemos de sus primeros días, los afrutados y más ligeros deben imponerse. También es buen momento para los maíces, chufas y semillas.

Esta elección se extiende al cebado. Sigue siendo abundante pero menos, y mucho más selectivo. La elección de lugar gana peso y debemos analizar muy bien el resultado -picadas, movimientos- tras cebar un área potencialmente buena.

Ahora que llega el frío

El calor del verano lleva a que la carpa vaya disminuyendo la actividad y hace que en muchas zonas sea más complejo encontrarlas, al menos que busquemos en mayores profundidades. Otoño vuelve a activarlas ligeramente es el momento de coger algunas fuerzas de cara al invierno, aunque la carpa esté muy bien alimentada.

Por todo ello, la pesca es incluso más selectiva que antes del duro verano. Cebos ligeros y cebados selectivos. Pero la época de adaptación más dura es el invierno. Con temperaturas del agua que oscilan en muchos embalses por debajo de los 10 grados, este pez de sangre fría y que toma la temperatura de su entorno, tendrá pocos motivos para la actividad.

Las carpas buscan los fondos donde el agua es ligeramente menos fría e inician un letargo del que despertarán bruscamente en el momento de la freza, pero el pescador tiene opciones y el cebo vuelve a ser un elemento esencial. Es necesario estimularla lo mejor posible y lo conseguiremos tanto con el tipo de cebo y como presentarlo, incluyendo, por supuesto, el cebado.

Cuando llega el frío la pesca de la carpa es posible, pero siendo más selectivos

El cebado tiene que ser ligero y progresivo. La carpa apenas tiene impulsos para comer y puede que el propio cebado sature su necesidad de alimento haciendo imposible la pesca. Una buena técnica es machacar pellets y boilies, pequeñas cantidades de engrudos que de deshagan rápidamente y no dejando grandes trozos en el fondo. El método de cebado debe ser también lo más preciso posible, no extenso. Usando por ejemplo cebador de muelle o elástico.

Respecto a la variedad si debemos decantarnos por colores y aromas atractivos, afrutados y dulces, pero no ricos en nutrientes. Otro claro ejemplo, de como la variedad de gustos de la carpa, sus hábitos cambiantes a lo largo de tiempo, el conocimiento del lugar de pesca y tener una variedad de cebos de calidad son los que marcarán nuestras jornadas de pesca de carpfishing y la captura de esos grandes ejemplares con los que soñamos todo el año.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.