Estrategias para la pesca a spinning en pajareras desde embarcación

Estrategias para la pesca a spinning en pajareras desde embarcación

Estrategias para la pesca a spinning en pajareras desde embarcación

por 22 de marzo de 2018 0 comments

La pesca en pajareras es una de las pescas más espectaculares y divertidas de cuantas podemos practicar en el mar. A priori parece una pesca fácil, pero si no adoptamos una serie de estrategias, una magnífica jornada se puede convertir en un bolo tremendo. Nuestra experiencia, conocimientos y buen hacer serán muy importantes para disfrutar como niños pequeños en las pajareras.

Y es que, salvo raras excepciones, en las cuales los peces parecen perder toda cautela, aún en momentos de frenesí no siempre es fácil tanto el acercamiento a los depredadores como el poder engañarlos. Son situaciones que suelen sufrir los más noveles en estas pescas y puede ser bastante frustrante el ver una buena pajarera y no poder conseguir capturas, sea porque cuando llegamos a ella se deshace por nuestra culpa o porque no conseguimos picada en tales momentos.

Vamos a tratar de dar unas pautas que resultarán muy importantes para disfrutar de la pesca a spinning en pajareras, máxime ahora que la temperatura del agua es propicia para que se produzcan tales manifestaciones de la naturaleza, tan espectaculares a los ojos de todos los amantes del mar, no hablemos ya de los propios apasionados a la pesca…

¿Cuándo y dónde se dan las mejores pajareras?

Realmente cualquier mes del año puede darse una situación en pajarera. La Península Ibérica está rodeada de unas aguas mucho más templadas que en otros países más norteños y por ello somos unos privilegiados.

El aumento de la temperatura por el cambio climático, por desgracia, también ayuda a que cada vez las aguas bajen menos grados en los meses más fríos, lo que conlleva que las minitallas ocupen las capas más superficiales durante más tiempo, siendo presa fácil de los depredadores y de las siempre atentas aves que nos marcarán el festín. Pero si nos tuviéramos que quedar con los mejores meses para que estos espectáculos se produzcan, serían los comprendidos entre marzo y noviembre, meses en los que los alevines de boquerón y sardina invaden las aguas y les gusta de alimentarse y caldearse en superficie.

Para buscar las pajareras necesitaremos un binomio obligado: aves y salidas de agua dulce. Sea una salida pequeña de aguas, una ría o un gran río, siempre son puntos de atracción para esos alevines que son bocado exquisito de los depredadores. Y la zona caliente puede extenderse varias millas mar adentro y en las zonas aledañas de costa, tal es la importancia de esas salidas de agua dulce. Como no, los tramos finales fluviales, suelen tener importantes poblaciones de aves acuáticas que pueblan todo tipo de ambientes húmedos como lagunas y bahías durante todo el año, y esas aves serán las encargadas de facilitarnos la faena.

Pero no siempre hay que obsesionare con esas zonas. Los exteriores de los puertos pesqueros y los grandes puertos comerciales con mucho tráfico también mueven mucha minitalla y son muy buenas zonas a poco que la zona no sea demasiado machacada por los profesionales y las gaviotas estén por la labor.

Las zonas rocosas y grandes arenales también pueden dar pajareras, pero aquí deberemos saber de antemano si esas zonas son buenas en pesca y si hay movimiento de bancos de pequeños peces pasto, buscando esa información en internet (blogs, redes sociales, foros), en revistas de pesca o hablando con los ribereños sobretodo en las tiendas de pesca, lugares de tertulia obligada.

En nuestras aguas podríamos citar tantas zonas de pesca que no acabaríamos, pero de vital importancia son la Costa Brava y Dorada catalanas, las costas levantinas, Murcia, Almería… las aguas atlánticas que bañan Andalucía y algunas zonas del norte donde desembocan las tan ricas y preciadas rías.

Estrategias de pesca a spinning en pajareras

La búsqueda de pajareras es relativamente sencilla pues se detectan sin demasiada dificultad. Hay días en el mar de mala visibilidad en los cuales unos buenos prismáticos serán de vital importancia.

Otras veces no tenemos pájaros y no se forman pajareras, por lo que hay que estar atentos a los movimientos de los peces en superficie, pues con el mar en calma no es complicado detectarlos, algo que ocurre muy a menudo con atunes o llampugas, palometas  y atunes.

Hay pajareras muy escandalosas como las que forman bonitos, anjovas o atunes, pue son peces extremadamente agresivos. Otras cuestan más de ver en la distancia si no hay muchos pájaros que nos den señales, como ocurre con caballas o palometas.

En todos los casos y en especial con la temporada ya avanzada y las pajareras muy presionadas por barcas de pescadores, hay que acercarse con el máximo sigilo. Motor a ralentí, sin voces y escándalos y controlando la deriva del viento para que no nos eche encima de la pajarera con demasiada rapidez. En ocasiones, si al mínimo intento las pajareras se deshacen, no nos quedará más remedio que entrar rápido para efectuar un lance y esperar la picada antes de que el banco se baje a los fondos.

Equipos y señuelos de pesca a spinning en pajareras

No se necesitan equipos específicos para la pesca a spinning en pajareras salvo que vayamos por atunes. Para el resto de especies buscaremos equipos de acción media y ligeros aptos para los depredadores que buscamos, ya sean grandes anjovas o pequeñas palometas.

Las cañas siempre con longitudes máximo 2.40 metros, pues son más cómodas para pescar en embarcación, donde tenemos menos espacio para lanzar y más si vamos varios pescadores. Incluso podemos optar por utilizar equipos de rockfishing, que son toda una gozada y disfrutaremos pescando jureles, caballas, palometas…y si somos diestros hasta bonitos y llampugas de talla. Siempre hay que llevar buena reserva de línea trenzada (más de 100 metros) y montar bajos de línea adecuados a los peces que buscamos, intentando pescar lo más fino posible que nos permitan sus mandíbulas. En cuanto a los señuelos, todo vale. Hay uno que es el rey de la pesca en pajareras: el jig de casting.

No hay señuelo más efectivo y polivalente, pues tenemos modelos para todos los gustos, momentos y peces. Quizá el buldó con un pequeño anguilón u ondulante tenga más efectividad, pero muchas veces con este montaje perdemos capacidad de lance. Si la pesca con jig nos resulta algo monótona y queremos buscar señuelos nuevos con los que divertirnos… nada mejor como un minnow de tamaño entre 5/12 centímetros, un pequeño popper o paseante o un vinilo. Un pequeño shad de vinilo o con forma de anguila o lanzón, montado con una cabeza plomada es un señuelo letal. Dependiendo del día, a cada lance podemos tener un pez al otro lado de la línea.

Las aves

Nuestros grandes aliados serán sin duda las gaviotas y charranes a las que deberemos seguir en sus itinerarios de alta mar, pues con toda seguridad nos llevarán a una buena zona de pesca. En días de calma total y sin pajareras, una simple gaviota nos puede dar señales de donde hay movimiento de pescado.

Cuando veamos un buen grupo de gaviotas en el agua “descansando” pero en actitud algo nerviosa, deberemos lanzar bajo ellas o en los alrededores ya que el hecho de que no se estén lanzando continuamente con sus picados no significa que no hayan minitallas y depredadores bajo ellas.

Las gaviotas tienen un mayor tamaño y torpeza que los charranes y cuando cae al agua suele esperarse un rato mientras degusta a sus presas antes de volver a levantar el vuelo.

Los charranes sin embargo son más escandalosos y sus pajareras mucho más fáciles de detectar.

Hay que conocer además sus horas de desplazamiento pues cuando es época de cría, en zonas de playas y desembocaduras, cuando estas aves marchan mar adentro es porque saben que hay comida y por tanto, pajareras que poder pescar. Deberemos fijarnos en qué horas dejan sus sitios de cría o descanso para hacer nosotros lo mismo y no perder horas navegando sin ver actividad.

¿Barca o kayak?

Esta pesca es ideal para practicarla desde embarcación pues podemos recorrer millas y millas con facilidad y llegar a las pajareras con rapidez. Pero no todos los pescadores pueden permitirse una embarcación por pequeña que sea. Una gran opción es un kayak de pesca, pues son económicos, manejables, estables y para pescar una zona cercana a la costa van de maravilla.

Solo deberemos tener algunas precauciones a la hora de salir al mar con un kayak y más si vamos solos y tener especial cuidado al manejar las capturas a bordo de un kayak, pues no tenemos el mismo espacio que en una embarcación y un pez tipo bonito, llampuga o jurel tienen mucha energía fuera del agua y prestaremos especial atención en el desanzuelado para evitar accidentes.

Con un kayak sin embargo no podremos buscar las pajareras de atunes, pero es un medio muy recomendable para todos aquellos pescadores que quien disfrutar de las pajareras cercanas a la costa y sin un gran desembolso económico.

Más artículos interesantes

Pesca rockfishing y top water, una combinación perfecta
visitas 1.106
Entendemos la pesca a rockfishing como una pesca sutil con minúsculos vinilos y la pesca top water como una técnica para grandes depredadores con mate...
Pesca con stickbait hundido para el mar: cómo, cuándo y dónde
visitas 266
Estamos en fechas donde los grandes depredadores se acercan a la costa a cazar o son más accesibles desde embarcación, kayak o pato. Deberemos estar p...
Lubinas y cangrejos, una combinación perfecta
visitas 1.129
Los pescadores que amamos la pesca de la lubina mediante técnicas como el spinning, tenemos el convencimiento de que los señuelos que imitan a los pec...
Otoño: tiempo de llampugas y serviolas
visitas 1.192
La estación otoñal es quizá la mejor para la pesca deportiva, pues encontramos en nuestras aguas marítimas, un gran número de especies deportivas disp...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.