Caja de señuelos y el orden en el desorden

Caja de señuelos y el orden en el desorden

Caja de señuelos y el orden en el desorden

por 26 de julio de 2012 0 comments

La caja de señuelos pone orden en el desorden. Sin lugar a dudas, uno de los grandes defectos que tenemos los pescadores radica en pasar por alto la necesidad de mantener nuestro equipo perfectamente clasificado. Y es que como comentamos en su día, en un momento dado podemos precisar urgentemente de un determinado complemento, y vérnoslas y deseárnoslas hasta que logremos dar con él, en el mejor de los casos. En otros, sin embargo, tendremos que prescindir de su favor porque no lo encontramos, o bien podemos hallarlo deteriorado justo cuando más falta nos hacía.

Caja de señuelos ordenados

Por eso, en lo que respecta a nuestra afición, existen diversas posibilidades para que todo esté ahí, bien ordenado, y en espera de que requiramos de sus servicios.

Poner todo a la vista

Cuando hablamos de complementos que no precisan de un obligado almacenamiento por motivos de seguridad –como es el caso que concierne a los anzuelos sueltos–, en lo que respecta a la pesca con artificial podemos emplear una solución tan ingeniosa como decorativa para nuestro cuartel general. En este sentido, en cualquier tienda de maderas o de bricolaje podemos adquirir un tablón de anuncios con base de corcho por un precio asequible, en el cual –mediante un alfiler o una chincheta– clavaremos nuestros señuelos, ya sea por el ojal de proa, o bien de popa. De este modo los tendremos al alcance de la mano llegado el momento de preparar nuestra próxima excursión, mientras al mismo tiempo, y puestos en batería, ejercen de original adorno.

Señuelos ordenados

Asimismo, mediante la adopción de esta medida podremos recordar rápidamente que tal o cual modelo precisa de un reemplazo de las poteras –cosa que, para nuestra desgracia, solemos darnos cuenta cuando estamos en plena acción de pesca–, o bien que cierto minnow necesita pasar por el taller de chapa y pintura tras haber perdido buena parte de la librea que revestía su figura, si es que no desapareció también el labio generador de la acción bajo el agua tras golpear éste aquella traicionera piedra. Tal vez os parezca una opción muy simple, pero tened por seguro que con ella tendréis reunidos a todos vuestros fieles compañeros de pesca en un mismo punto, y, de paso, liberaréis espacio en vuestros cajones.

La ruleta otra caja de señuelos

Pasando a otro orden de cosas, también en la pesca con cebo es preciso tener el material bien ordenado, empezando, precisamente, con aquél que puede generar daños a los que convivan con nosotros.

Por tal motivo, el capítulo referente a la salvaguarda de los anzuelos debe ser especialmente tenido en atención. En este sentido, tanto en lo que a la pesca en sí respecta, como a la hora de estar en casa perfectamente organizados, existe una serie de cajas circulares divididas en porciones, que, semejando ser los gajos de una naranja, nos permitirán almacenarlos y distribuirlos en función de nuestras preferencias, ya sea en función del tamaño, el color, el modelo, etc.

Caja para ordenar anzuelos

Eso sí, antes de depositarlos nunca está de más que pongáis unos pocos granos de arroz junto a ellos, en orden a que éstos absorban la humedad del ambiente, una medida que impedirá que vuestros aceros conozcan rápidamente los efectos de la herrumbre.

Gominolas mutantes

Una circunstancia harto frecuente derivada del mal almacenamiento de nuestros vinilos consiste en que, cuando empaquetamos varios de ellos en una misma bolsa, al encontrarse éstos en contacto directo, pueden contaminarse de color, dando lugar a combinaciones estrambóticas. Por tal motivo, cuando haya que reservar este tipo de munición por un tiempo, hacedlo en función de la tonalidad, al punto que si aquéllos son blancos, que estén junto a los compañeros que porten un acabado similar, porque, en caso contrario, dad por seguro que rápidamente tendrá lugar un espectáculo con el que en absoluto será gratificante toparse, máxime cuando algunos de estos gráciles engendros ya cuentan con un precio más que subido de tono.

La caja de señuelos ayuda al cuidando el material

Mantener un cierto orden en nuestro recinto privado es de esencial importancia, dada cuenta que, como en la vida misma, todo aquello que no se cuida, al final termina por estropearse, y esto no sólo engloba al capítulo de los señuelos y/o los anzuelos, sino también al ámbito que comprende a los carretes y las cañas, las cuales precisan de mucho mimo si pretendemos que sigan en activo con nosotros durante mucho tiempo.

[quote]Por eso, siempre que dispongáis de un hueco, organizadlo de modo que el material se pueda guardar dentro de un ordenado desorden, aun cuando seáis blanco de aceradas quejas por el cirio que tenéis montado. Así todo os durará más, y lo que a veces es mejor, no os volveréis locos ni perderéis el tiempo poniendo la casa patas arriba cuando las cosas no aparezcan.[/quote]

Más artículos interesantes

Buscando lecturas de pesca
visitas 329
A los que vivimos con pasión la pesca nos gusta ver películas sobre las aventuras de pescadores, emocionarnos viendo cuando capturan un buen un pez, o...
¿Pescar en compañía o en solitario?: Cuestión de matices
visitas 421
La pesca es una afición que es susceptible de ser encarada desde múltiples puntos de vista. Pasión, parsimonia, avidez, desidia, curiosidad o desinter...
Las 10 famosas celebrities que también pescan
visitas 1.225
No complace ver cómo crece cada vez más el número de mujeres que se incursionan en el apasionante mundo de la pesca deportiva, y es que hoy es un hech...
¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 590
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.