El pescador…¿pescado?

El pescador…¿pescado?

El pescador…¿pescado?

por 23 de enero de 2014 5 comments

La pesca de todos es sabido que es un deporte (para algunos es prácticamente como una religión) gratificante y anti estress. Deseosos nosotros de finalizar los 5 primeros días de la semana para salir al río, pantano o mar a practicar nuestra pasión solos o acompañados. Pero, ¿lo hacemos por un placer real o lo hemos convertido en una rutina semanal la cual nos hemos impuesto como una actividad extraoficial?

pescadores

Muchos pescadores sostienen la primera tesis. Es decir, salir a pescar por un placer tan sensato como es el estar lo antes posible a pie de agua, echar la caña sin más dilación y esperar cauteloso a que los peces hagan acto de presencia. Recuerdo cuando empecé en el mundo de la pesca de competición allá por el 2008, cuando me ilusionaba todo. Cuando estaba deseando salir en fiestas, puentes y fines de semana. No importaba ni la climatología ni el lugar, yo quería lanzar la caña. Era aún más emocionante ver pasar aquellas motoras de competición y reconocer a sus dueños, los cuales había visto y adulado en las revistas de pesca y había presumido de verlos en persona.

Pero es ahí, cuando charlas con ellos, cuando te das cuenta de que para ellos puede no ser algo tan gratificante. Los oyes comentar la experiencia obtenida y la añoranza por tiempos o temporadas pasadas y es cuando consideras si realmente se lo pasan bien. Hoy en día y con estos tiempos que corren (económicamente hablando) es difícil encontrar a alguien que no lamente su economía.

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Pues bien, muchos de aquellos pescadores que compraron grandes barcas debido a la bonanza económica ahora están ahogados por facturas de esas mismas y necesitan “dos sueldos” para mantenerla. ¿Lo pasaban bien? ¿Eran conscientes de lo que tenían entre manos? La crisis y pensar que la bonanza económica o vivir por encima de nuestras posibilidades también ha dejado sus víctimas en el mundo de la pesca.

pesca_motor

Con todo ello, no debemos olvidar otros momentos gratificantes. Especialmente es bonito cuando sales con tu hijo o hija a pescar. En ocasiones vas forzado, puede que no te apetezca mucho, pero todo ello no puede compararse con la ilusión que hace a un chiquillo  sacar su primer pez o descubrir nuevos paisajes. Son momentos irrepetibles y es ahí cuando vale la pena todo.

Otro aspecto a considerar son los amigos. Esas personas que te acompañan fielmente en cada jornada para compartir experiencias y confidencias. Cuando uno comienza, un amigo es como el fiel escudero de cada pescador. Pero esa unión casi mística que tienen cada pescador con sus compadres puede ser en muchos casos contraproducente.

-¿Nos vamos de pesca? Ya he quedado con tal… Ahí es cuando no puedes decir que no. Ya estamos obligados, haciendo lo que nos gusta pero condicionados al fin y al cabo. Pasar frío/calor y encima no coger nada, hacen replantearnos si realmente ha sido buena idea el salir a pescar tan forzadamente, pero como vamos a negarnos a aquellos quienes en un día forzamos nosotros para salir.

Lo mismo ocurri cuando nos marcarnos las jornadas de pesca con una rutina, es decir, dedicar un día de la semana solo para pescar. Porque hacerlo por obligación a la larga es muy pesado y cansino, siendo este motivo el causante de muchos abandonos de aficionados que estaban muy arraigados a la pesca.

En definitiva, pescar y disfrutar en cantidades moderadas, como con casi todo, es uno de los mejores placeres de la vida.

 

 

Más artículos interesantes

Buscando lecturas de pesca
visitas 383
A los que vivimos con pasión la pesca nos gusta ver películas sobre las aventuras de pescadores, emocionarnos viendo cuando capturan un buen un pez, o...
¿Pescar en compañía o en solitario?: Cuestión de matices
visitas 505
La pesca es una afición que es susceptible de ser encarada desde múltiples puntos de vista. Pasión, parsimonia, avidez, desidia, curiosidad o desinter...
Las 10 famosas celebrities que también pescan
visitas 1.340
No complace ver cómo crece cada vez más el número de mujeres que se incursionan en el apasionante mundo de la pesca deportiva, y es que hoy es un hech...
¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 655
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...

5 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Carlos Factos Cueva
    #1 Carlos Factos Cueva 24 enero, 2014, 03:14

    Buenos .saludos a tos los amigos amantes a la pesca.importantes las reflexiones.la pesca la llevo en la sangre y ya sea en el río o en la orilla del mar disfruto a plenitud esta actividad. ese es mi mundo.

    Contesta a este comentario
  2. Carlos Irady
    #2 Carlos Irady 23 enero, 2014, 20:55

    Hola amigos, además del interés que me han suscitado vuestros comentarios, me llama poderosamente la atención lo bien que manejáis el idioma castellano. ¡Enhorabuena por eso! Un saludo y buena pesca!!!

    Contesta a este comentario
  3. Toni Martínez
    #3 Toni Martínez 23 enero, 2014, 18:56

    Me han gustado tus reflexiones Alejandro. Yo personalmente ojalá saliera todos los días. Salgo algunos días fijos pero no me lo tomocomo una rutina, si no como los únicos que me permiten salir. Entonces intento disfrutar de todos los detalles de esa salida, no solo con los peces, ya que en ocasiones, el solo hecho de sacar peces o no sacar, ya supone para mucha gente una obsesión. Hay que tomárselo con filosofía y disfrutar de la naturaleza. Y desde luego que muchos han vivido por encima de sus posibilidades, intentando también aparentar demasiado y ahora lo están pagando. Quizás habría que volver a coger la ilusión de cuando nos iniciamos para darnos cuenta de si el camino por el que vamos con nuestra afición es el correcto o el esperado. Un saludo!!!

    Contesta a este comentario
    • Alejandro Hernández
      Alejandro Hernández 23 enero, 2014, 22:41

      Muchas gracias por tu comentario Toni. La verdad esque hay días que ya lo hemos tomado por rutina. Y el exceso de sabiduria y apariencia han causado una demagogia que ahora la están pagando. Yo siempre salgo con la ilusión de siempre. Sabré más o sabré menos (probablemente lo segundo) y tengo mis humildes equipos, pero disfruto con mis compañeros y del entorno como nadie. Un saludo

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.