¿Que hace al chivo de pesca se tan efectivo?

¿Que hace al chivo de pesca se tan efectivo?

¿Que hace al chivo de pesca se tan efectivo?

por 1 comment

A buen seguro que muchos de vosotros habréis oído hablar de la pesca con chivo, siempre propia de mares tumultuosas como las que parecen no querer abandonarnos, al menos en lo que a la costa norte respecta. Es más, puede que a alguno de vosotros os haya picado el gusanillo y que incluso os hayáis aventurado en uso del chivo de pesca, pero lo cierto es que no se trata de una disciplina apta para todos los públicos, pues entraña asumir una serie de riesgos para los que todas las personas no están capacitadas. En cualquier caso, para practicarla con éxito se debe contar con un material que permita optimizar cada lance que se efectúa, de ahí que debamos centrar nuestra atención en analizar algunos de los componentes que constituyen nuestro chivo de pesca, algo que puede tener especial trascendencia a la hora de optimizar el tiempo disponible.

chivo de pesca de pelo rojo

La colita peluda del chivo de pesca

A decir verdad, a lo largo de los años se han vertido ríos de tinta tratando de encontrar una explicación lógica de porqué un pez tan astuto como la lubina, muestra tanta predilección por embocar un señuelo tan teóricamente tosco y arcaico como es el chivo de pesca, y si la causa de ello procede del brillo que recubre el cuerpo de plomo causante la vibración que se transmite a la cola, o si es por otros motivos. Como en todo debate, habrá quien estime que el niquelado es fundamental para desencadenar la picada, pero tal vez la causa de ello provenga de otro punto de vista que tal vez se haya pasado por alto.

Desde una óptica puramente personal, y tras varios años vareando con heavy metal, consideramos que la madre del cordero está en la cola del chivo de pesca. Ya puedes tirar con un plomo refulgente como un diamante, que como aquél no sea capaz de transmitir movimiento y sensación de coleteo, muchas veces volveremos con las manos vacías. Bien es verdad que cuando están de morder, este trámite a menudo se pasa por alto y atacan cuanto se mueve próximo a ellas, pero eso sólo sucede de pascuas a ramos, y más veces de lo que quisiéramos es preciso presentarles la trampa del modo más suculento posible, y por el que estarán dispuestas echar una carrera para darle alcance.

 Dos opciones

La pesca con chivo precisa de una cadencia de cobro de línea relativamente lenta, pues así permitiremos que el señuelo quede a merced de las corrientes que baten la orilla, cuestión que redundará en una natación aleatoria y nada convencional del engaño, mientras, al mismo tiempo, le imprimimos una acción que debe registrarse en la cola. Por ello, la natación de nuestro engaño debe gustarnos de entrada a nosotros. Así las cosas, el chivo de pesca debe mostrar un nado sinuoso apenas recuperamos línea, pero tal movimiento no se consigue empleando cualquier material.

La dificultad que entraña conseguir pelo natural con el que montar la cola del chivo pesca es algo que varía en función de la idea que tengamos a la hora de producirlos. En este sentido, si el consumo que hacemos de ellos es puramente doméstico, no será demasiado complicado conseguir algún penacho procedente de una cabra o de un caballo, pero cuando se funden para vender en plan industrial, la situación varía sobremanera, lo que obliga a dar entrada al pelo sintético procedente de pelucas. Esta opción es sumamente barata y se encuentra fácilmente en la mayoría de los bazares de nuestras ciudades, pero, ¿hasta qué punto es éste capaz de igualar en rendimiento al clásico?

 Palpando pelo del chivo de pesca

A poco que nos fijemos, veremos que el pelo procedente de una peluca es sensiblemente más fino que el natural, cuestión que, por otra parte, debería traducirse en un movimiento sumamente hipnótico dentro del agua…, pero hete aquí que no es así. El caso es que, por la razón que sea, los chivos que portan coletas artificiales parecen estar mermados en su acción por la habitual tendencia que éstas tienen de apelmazarse en cuanto se mojan. Dicha circunstancia, si bien no anulará la natación por completo, hará que la cola se agarre al agua más de lo deseable, convirtiéndola hasta cierto punto en un lastre carente del menor atractivo a ojos del pez. Asimismo, cuando llevemos tiempo sin pescar, tendrá la extraña costumbre de liarse de tal modo que a menudo resulta imposible desmarañar el entuerto creado, lo que probablemente condenará a nuestro valioso plomo a terminar en el cubo de la basura, y a malgastar el dinero.

chivo de pesca de  pelo negro

 Motivos de peso

El pelo natural, a través de cualquiera de sus diferentes procedencias, otorga al chivo de pesca de un movimiento terriblemente sinuoso que termina por generar resultados a corto plazo. Por eso, cada vez que nos planteemos pescar con ellos, optemos por adquirir los que porten este singular detalle a popa, así como unos buenos anzuelos, que algunos parece que se van a partir con apenas mirarlos.

Las ventajas que tiene pescar con chivos de pelo natural saltan a la vista con apenas verlos nadar. Asimismo, su tendencia a enredarse y a apelmazarse se reduce en gran medida, mientras que, cuando eso sucede, con un poco de paciencia seremos capaces de devolverlos a su estado inicial. Es más, de lo que se trata es que éste no interfiera en el nado y que aproveche al máximo las vibraciones que genera el cuerpo de plomo, mientras, a su vez, no merme las posibilidades de clavada. Es más, no es el primer róbalo que, a pez visto, hemos visto embocar con franqueza el chivo de pelo artificial, y que lo escupe al sentir algo raro en la boca. Luego, a la hora de verificar porqué el pez pudo completar la maniobra de escapatoria con éxito, vimos que los anzuelos estaban atascados en las hebras, incapaces de asomar sus arpones. Que eso no os pase a vosotros.

En el artículo “La pesca con chivo, tradicional pero letal para la lubina” tenéis más información sobre esta técnica.

¿Has pescado con Chivo?¿Cuál es tu experiencia?

Más artículos interesantes

A la búsqueda de la tonalidad de los cebos artificiales perfecta: reflexiones para el estío
visitas 103
La pesca, como cualquier otra disciplina, está necesariamente sometida a una serie de reglas que influyen en su práctica. En este sentido, y en lo que...
Cinco grandes minnows para lubina y anjova
visitas 463
Con la temporada ya avanzando, muchas son las especies depredadoras que están activas, desde los grandes atunes y bacoretas, a la lubina y los carángi...
Roosta Popper: el artificial de spinning marítimo que roza la perfección
visitas 319
El Roosta es un Popper bastante conocido entre los pescadores de spinning marino. Si bien la marca australiana Halco no tiene un catálogo demasiado ex...
Razones que hacen a la cucharilla un artificial indispensable para la lubina
visitas 201
Quizá el pescador que se inicia en la pesca marítima puede pensar que la cucharilla no es su señuelo, que es de río, especialmente para truchas. Nada ...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 18 febrero, 2014, 18:37

    En la zona del Mediterráneo no se pesca con estos señuelos, pero son tremendamente efectivos en el Atlántico y Cantábrico. Nunca los he probado ya que no resido en el norte, pero montados con buenos materiales no hay duda de que serán aún más efectivos. Buen artículo Carlos.

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.