Donde practicar el Rockfishing ligero

Donde practicar el Rockfishing ligero

por 12 de septiembre de 2013 2 comments

En el anterior artículo que publicamos sobre Rockfishing ligero comentamos de forma muy breve en que consistía esta técnica. Pero en esta ocasión vamos a ir un poco más allá para dar a conocer algunos de los escenarios donde poder practicar esta modalidad con posibilidades de conseguir alguna captura.

La elección del lugar será de gran importancia pues, dependiendo de la zona donde lancemos nuestro señuelo, encontraremos unas determinadas especies u otras. Cabe destacar que la información acerca de las zonas y especies se limitan a la costa mediterránea, que es la que frecuento y en la que practico asiduamente esta modalidad.

Veamos pues algunos de los sitios donde es factible la práctica del Rockfishing ligero con ciertas garantías de éxito.

Rockfishing ligero en acantilados

En las zonas donde predomine la costa rocosa tenemos un escenario idóneo para la práctica del rockfishing. Suelen ser zonas abruptas, generalmente poco accesibles y batidas por el oleaje. Estas condiciones hacen que sean un lugar propicio para encontrar algunas de las especies más buscadas y susceptibles de ser capturadas a rockfishing, como por ejemplo lubinas, sargos, pequeños dentones y meros, diversas especies de lábridos (tordos, maragotas…), etc.

Rockfising ligero en acantilados

Si nos decidimos a prospectar estos escenarios debemos extremar las precauciones al desplazarnos entre las rocas, pues muchas de ellas son sumamente resbaladizas, bien por estar mojadas debido al efecto del oleaje, bien porque tengan algo de desnivel o no estén bien ancladas. Un resbalón o un traspiés puede salirnos caro, no sólo porque un golpe allí podría dañar nuestro equipo, sino porque podríamos lastimarnos seriamente. Utilizar un calzado adecuado (nada de chanclas) y acceder y marcharse del pesquero con una buena iluminación (de día) será primordial para evitar percances.

Rockfishing ligero en interiores de puertos

El interior de puertos deportivos o comerciales es probablemente uno de los lugares más productivos donde practicar esta modalidad. Los puertos actúan como refugio y zona de cría y alevinaje de multitud de especies que, gracias a estos equipos y señuelos ultraligeros pueden estar ahora a nuestro alcance.

Rockfising ligero en puertos

Las especies que podremos capturar con más frecuencia en este tipo de escenario serán las escorpas, jureles, jurelas, sargos, vacas, serranos, espetones, palometas blancas, etc. No obstante, no hay que olvidar que en la mayor parte de los puertos la pesca deportiva está prohibida, al menos en su zona interior, por lo que deberemos informarnos bien sobre las zonas y consultar la legislación antes de decidirnos a lanzar en estos escenarios.

Rockfishing ligero en espigones

Los espigones son escenarios rocosos artificiales usados para la construcción de puertos. El apilado de enormes rocas o, más recientemente, bloques de hormigón prefabricados, genera una cantidad de agujeros y recovecos que son aprovechados por multitud de especies.

Rockfising ligero en espigones

Será especialmente productivo prospectar los recovecos entre las piedras, donde las escorpas, gobios, sargos, vacas, serranos y alguna lubina podrán ser presas de nuestro engaño.
Además, los espigones suelen tener una gran longitud y nos permiten recorrerlos acceder a zonas de mayor calado, donde alguna otra especie de más entidad puede darnos alguna que otra sorpresa con nuestros equipos ultraligeros.

Zonas con fondos mixtos

Las zonas con fondos mixtos son un tipo de escenario donde el relieve subacuático en cambiante y se alternan zonas de roca con otras de algas, arena o fango.

Esta variedad es la que las hace propicias para albergar multitud de especies, algunas de las cuales serán especialmente interesantes para ser capturadas a rockfishing. Obladas, vacas, serranos, pequeñas anjovas y palometones, espetones, lubinas, pequeños meros y dentones, y alguna que otra especie más puede alegrarnos la jornada que dediquemos a pescar en este tipo de zonas.

Rockfishing ligero en playas

Aunque a priori parezca que estos escenarios albergan poca vida, en las playas podemos practicar con éxito esta modalidad, y lo ideal será pescar vadeando, para poder tener acceso a zonas más profundas.

Las especies que podemos encontrar con mayor frecuencia en las playas y que son aptas para ser capturadas a rockfishing son los peces araña, doradas, herreras, rodaballos y algunos ejemplares jóvenes de anjova, palometón y lubina.

Para pescar en las playas, sobretodo en época vacacional, deberemos informarnos del horario permitido, ya que por lo general no se puede pescar en muchas de ellas durante el horario de baño.

Desembocaduras de agua dulce

Otras de las zonas querenciosas donde merece la pena echar algunos lances son las desembocaduras de agua dulce. Son zonas donde podemos encontrar diversidad de especies, como lubinas, lisas,
pequeñas anjovas y palometones, peces araña, rodaballos, doradas y herreras.

Rockfising ligero en desembocaduras y playas

Nuevamente, deberemos informarnos adecuadamente antes de pescar en este tipo de escenarios si queremos evitarnos algún problema con los agentes de la autoridad, ya que generalmente la legislación obliga a mantener una distancia mínima hasta la propia desembocadura.

Estas son algunas de las zonas donde podemos aventurarnos a practicar el rockfishing ligero, una modalidad de pesca que está en pleno auge y donde el éxito está al alcance de nuestra mano. Un equipo ligero hasta el extremo, un puñado de microseñuelos y ganas de pasarlo bien enfrentándonos a pequeños-grandes adversarios que, gracias a la sutileza de nuestro equipo, nos ofrecerán una lucha valiente y muy digna, a pesar de su tamaño.

Espero que estas líneas os animen a practicar esta modalidad, sumamente entretenida y muy adictiva. Pero no quisiera despedirme sin antes recalcar algo que considero de suma importancia. En el rockfishing pretendemos especies de pequeño tamaño, o ejemplares juveniles de muchas especies que alcanzan un tamaño mucho mayor y que quedarán prendidas de nuestros anzuelos sin que lleguen a dar la talla mínima ni que hayan llegado a reproducirse. Es por ello de una importancia vital que cuando practiquemos el rockfishing, seamos responsables y devolvamos al agua con vida la totalidad de las capturas.

Espero que estos consejos aquí expuestos os resulten de utilidad.

Un saludo y… ¡buena pesca! 😉

[blockquote style=”2"]¿Y tú? ¿Qué escenario prefieres para practicar el rockfishing?[/[/blockquote]p>

Si te ha gustado no olvides compartir en tus redes sociales (Google+, Twitter, Facebook…) para ayudarnos que más gente lo vea.

 

Más artículos interesantes

Llega el frío, momento para los sargos a rockfishing
visitas 715
El sargo es uno de esos peces mágicos para los pescadores de costa. Ya sea con modalidades como el lanzado o el corcheo, este simpático y apreciado es...
Un recordatorio para todos los pescadores: seguridad ante todo
visitas 273
Doce de octubre de 2017. Costa cántabra, mucho antes que el sol asome por el horizonte, y con la mar de mala gaita. Vuelvo a la carga tras la esquiva ...
Sargos a boya en otoño, todo un ritual de pesca en el Cantábrico
visitas 428
La pesca de sargos a corcho o boya es más que una tradición en las aguas del Atlántico y del Cantábrico, con un punto de arranque claro, el otoño.  En...
Video de pesca: Montaje de pesca de sargos con boya
visitas 620
Ahora que los arenales están repletos.... desde temprano hasta tarde, más allá de las 21:00 cuando (en teoría), se permite la pesca. Cuando en muchos ...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Antonio
    #1 Antonio 12 septiembre, 2013, 18:27

    Gracias Victor por la lección, tomaremos nota.

    Contesta a este comentario
  2. Toni Martínez
    #2 Toni Martínez 12 septiembre, 2013, 16:49

    Si encontramos una salida de agua…con corriente…unas rocas en el fondo…juncos en las orillas…uuff la guinda del pastel!! jajaja
    Excelente artículo Víctor!!!

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.