Destinos de pesca: Pesca en Venezuela, un sueño para muchos

Destinos de pesca: Pesca en Venezuela, un sueño para muchos

por 4 de enero de 2018 0 comments

Venezuela es uno de los países de Sudamérica con más potencial en pesca. Si en sus costas abundan las agujas gigantes, las mantas, los jureles y barracudas y mil y una especies más que poder pescar con técnicas de spinning, sus aguas interiores no son menos importantes, pues muchas de ellas están catalogadas como las mejores del mundo.

El Peacock bass (más conocido por los venezolanos como pavón) y la payara, son las dos especies más representativas del país de cuantas habitan las aguas dulces. Y son lo suficientemente deportivas como para organizar un viaje a la nación de Simón Bolívar, pues para muchos pescadores, capturar alguna de estas dos especies es todo un sueño.

El pavón

El pavón o tucunaré, es una especie de la familia Cichlidae, del género Cichla, de la cual se conocen 5 especies (Cichla temensis, intermedia, nigromaculata, orinocensis y ocellaris) de las cuales el más común es el Cichla temensis.

En Venezuela están presentes todas estas especies, en mayor o menor medida dependiendo de la zona de pesca, siendo la especie más habitual y fácil de encontrar el temensis y el orinocensis. Lo que más llama la atención de este pez es su preciosa coloración, donde predominan los tonos verde oliva, morado, naranjas, azul y amarillo, con varios ocelos negros aureoleados de amarillo por todo su cuerpo, y otro en la aleta caudal. A excepción del temensis que sustituye los ocelos del cuerpo por tres franjas negras que le dan un aspecto muy fiero. Y no es para menos pues es una especie sumamente agresiva y territorial.

La pesca en Venezuela de esta especie nos permite capturar ejemplares que pueden alcanzar los 15 kilos de peso y el metro de largo, pero lo más habitual son peces de tallas comprendidas entre los 40 y 70 centímetros y los 2/7 kilos de peso. Prefiere las aguas calientes, siendo su temperatura ideal la comprendida entre los 25-30 grados, y siempre en aguas limpias, siendo menos frecuente encontrarlo en aguas turbas. Si bien habita en infinidad de lagos, embalses y ríos del país, es el sistema hídrico del Orinoco-Caroní, donde se encuentran los mejores lugares para su pesca.

Los embalses que encontramos en el río Caroní, como el embalse de Guri y Caruachi, están considerados como los mejores lugares del mundo para su pesca, toda una delicia para la pesca en Venezuela. Es una especie que entra muy bien a los señuelos artificiales, de los cuales deberemos llevar de distintos tipos para trabajar distintas profundidades (vinilos, minnows, jerkbaits y spinnerbaits) pero es sin duda la pesca en superficie la más espectacular y efectiva.

Un buen Popper, paseante o hélices, manejado por las zonas someras con obstáculos, donde se esconden los mejores ejemplares, nos puede dar muchas capturas y sin duda, el pavón de nuestra vida. La lucha, tras una picada espectacular,  será muy atractiva, con potentes cabezazos y grandes saltos que harán las delicias del pescador.

Las temibles payaras

La payara (Hydrolycus scomberoides) es también conocida como pez vampiro, sobrenombre que se le da por sus dos temibles colmillos inferiores, grandes y afilados, que ocupan una cavidad en su mandíbula superior cuando cierra la boca.

Pocos peces hay con un aspecto tan feroz. Por ello, la payara es uno de los grandes trofeos de pesca en Venezuela y de toda Sudamérica. De color gris negruzco en el dorso y plateado en los costados, tiene una marcada línea lateral y unas aletas pectorales y caudal, grandes y potentes, para poder aguantar las aguas tumultuosas y con fuertes corrientes de los ríos que son su hábitat preferido y donde puede cazar a sus presas con extrema rapidez sin que éstas la detecten.

También la encontramos en las aguas más calmadas y en embalses, pero los mejores hot spots, son en aguas de corriente fuerte y fondos rocosos. Es una especie que puede alcanzar hasta el metro y medio de largo y los 20 kilos de peso, siendo el record del mundo, de manera oficial, un ejemplar capturado en los rápidos de Uraima, en el río Paragua, unos kilómetros antes de desembocar en el lago de Guri. Desde el parque de la Llovizna, en Puerto Ordaz-Ciudad Guayana, hasta su unión con el Orinoco, el Caroní tiene unas zonas de pesca excepcionales, así como muchos tramos del alto y medio Orinoco y del río Parsimoni.

Para su pesca utilizaremos básicamente peces artificiales de profundidad, ya que será en los fondos donde encontraremos a esta especie con más facilidad. Será obligatorio llevar señuelos duros, a prueba de dientes (aunque no desdeñaremos los shads de vinilo por su gran movilidad), armados con anzuelos o ancoretas reforzadas, y utilizar bajos de línea de acero, para evitar cortes en nuestras líneas por culpa de su terrible y dura dentadura. Una vez engañada y prendida del anzuelo, la payara se defenderá con potencia, con locas carreras y saltos fuera del agua que dejarán en un estado de taquicardia al pescador más templado.

Información útil para la pesca en Venezuela

La compañía aérea Air Europa vuela directa desde Madrid hasta Caracas con precios bastante económicos, sobre todo si los buscamos con tiempo. Si luego queremos movernos por el país, hay distintas líneas aéreas nacionales que te llevan a los aeropuertos de las ciudades más importantes (Puerto Ordaz, Barcelona, Ciudad Bolívar…), desde donde la mejor opción es alquilar luego un vehículo (recomendamos Aco rent a car por su profesionalidad y servicios para movernos con más libertad por el país.

Si podemos reservar los hospedajes desde Venezuela mucho mejor, ya que si lo reservamos desde el extranjero pagando con euros, la diferencia será sustancial. Algo a tener muy en cuenta es la casi obligatoriedad que tendremos de llevar bastante cantidad en efectivo (bolívares) ya que en muchas zonas, tanto para los servicios de pesca como para cualquier otra necesidad básica, es el método de pago más habitual.

Deberemos llevar material de pesca de sobras desde España, ya que allá es muy complicado encontrar tiendas de pesca como aquí. Venezuela goza de un clima fantástico pero el calor será nuestro peor enemigo. Nada mejor que llevar una buena crema protectora de factor alto, gafas polarizadas, y ropa técnica de manga larga para pescar en según qué zonas de más vegetación, donde además no podremos olvidar un buen repelente de insectos. ¡Y que no se nos olvide nuestra cámara fotográfica!

¡¡¡¡Buen viaje!!!!

Más artículos interesantes

Disfruta tu afición favorita con 5 planes para pescar en invierno
visitas 437
En estas semanas más frías del año hay que cambiar estrategias, técnicas y señuelos, pero para nada quedarnos en esperando días mejores para sacar las...
Mar o interior: ¿Qué especie es la mejor para iniciarse en el spinning?
visitas 178
Cuando un aficionado se inicia es ente bonito deporte tiene en la actualidad infinidad de información para dar sus primeros pasos con un riesgo menor ...
Cómo interpretar los mejores spots de pesca en el mar
visitas 983
Cuando de pescar en el mar se trata y el pescador llega a orillas de la costa, en innumerables veces se topa con la cruda realidad. ¿Dónde pesco? E...
Pesca cuando llega el frío: Múltiples opciones en costa e interior
visitas 1.004
Resulta curioso como aún a día de hoy existen aficionados que en cuanto llegan los primeros fríos, cuelgan las cañas hasta el año próximo, cuando los ...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.