Destino de pesca: Río Baker, el paraíso de las truchas en la Patagonia Chilena

Destino de pesca: Río Baker, el paraíso de las truchas en la Patagonia Chilena

por 19 de noviembre de 2017 0 comments

Si la Patagonia, chilena y argentina, es un paraíso para la pesca, con innumerables ríos y lagos, el río Baker ha ganado por méritos propios la categoría de ser uno de los mejores ríos de esta excelente región. Sus gigantescas truchas en un río de ensueño de infinitos lances le convierten en un destino con fama internacional para la primavera y el verano austral.

El río Baker, con 170 kilómetros de longitud, es considerado el río más caudaloso de Chile, con una cuenca, incluidos los lagos donde nace y atraviesa los 370 kilómetros, finalizando su recorrido en la localidad de Caleta Tortel.

Llegar al nacimiento del Río, en la localidad de Puerto Bertrand, requiere un viaje largo por la carretera austral, de poco menos de 300 kms, que tarda 5 o 6 horas. Pero este viaje es necesario, ya que el tramo alto del río Baker es precisamente el más interesante para la pesca. Desde Puerto Bertrand y continúa por otros 50 kms hasta que las aguas del río se enturbian notoriamente con los afluentes provenientes de glaciares, como el Nef. De hecho, los enormes deshielos que se han producido en algunas ocasiones en su cuenca, han llevado al colapso e inundaciones de este río que han afectado a localidades rivereñas.

Río Baker: Referente para la pesca de la trucha

En primer lugar, debes tener en cuenta que vas a pescar en un río caudalosos, muy por encima de lo que vas a encontrar no sólo en España, en casi cualquier otro punto de Europa. De hecho, el deshielo y sus efectos sobre el río Baker afectan mucho a su pesca.

La temporada de pesca en el río Baker se rige comienza el 15 de octubre y finaliza el 15 de abril. La pesca varia de forma importante según el momento del año, pero en términos generales, teniendo en cuenta estas diferencias, son buenas:

Aguas turquesas, bellos bosques, grandes eclosiones y cientos de truchas… todo esto es el río Baker

Noviembre y diciembre: Las truchas Arcoiris, que son actualmente las principales habitantes del río, acaban de terminar su desove y se disponen a recuperar las energías invertidas en este desgastador proceso, por lo que se nota una cierta intensidad en las picadas. No son truchas enormemente grandes, pero si de picada intensa. Su abundancia te sorprenderá. Es una época aún cómoda, porque no se han producido los enormes deshielos. Las precipitaciones de esta época primaveral son los que determinan más el cauce.

Enero y febrero: La subida de temperaturas lleva a un duro deshielo muchas veces abrupto, hacen más complicada su pesca. Es el momento de las grandes truchas, las truchas comunes, las marrones ganan importancia.

Marzo y abril: Las temperaturas empiezan a disminuir notoriamente en estos meses, empieza el otoño austral que lleva a incluso nevadas prematuras en el mes de abril. Las truchas aumentan levemente su intensidad de alimentación, a veces preparándose para el invierno, pero también dando paso al retorno de los salmones que desovan en esta gran cuenca, siendo los grandes salmones Chinook los más reconocidos dentro de este grupo.

Equipo y técnica de pesca en el río Baker

El Río Baker, encajonado en casi todo su tramo por bellos bosques, ofrece unas eclosiones de ensueño que excitan a las truchas en tomas masivas. Verás decenas de truchas en pocos metros alimentarse con una abundancia que nos sobrecogerá acostumbrados a la escasez que sufrimos en España.

El primer gran reto es que no sabes si vas a enfrentarte a grandes truchas o de tamaño mediano. Esto condiciona mucho el equipo. Pero si sabes que las circunstancias, el clima de la Patagonia, te obligará a equipos robustos con un buen backing aunque los lances sean cortos. Por ello la combinación más usada es caña del #6, un buen carrete y una línea flotante.

Trucha arcoiris del río Baker

Se puede pescar desde la orilla o embarcado. Esta segunda alternativa ofrece la gran ventaja de poder recorrer zonas que no son accesibles desde la orilla.

Respecto a las moscas secas, las ninfas son las más usadas a principios de temporada, y según avanzan múltiples variedades de Caddis o Mayflies adultas. En el momento de las grandes eclosiones, en que miles de insectos cubren la superficie del agua, las truchas entran en una alimentación frenética ofreciendo la posibilidad de tener una jornada inolvidable.

Más artículos interesantes

Destinos de pesca: Pesca a mosca de truchas en el río Paloma (Chile)
visitas 4
Pocos ríos en el mundo de tan corta distancia tienen una fama tan grande para los pescadores como el río Paloma y más cuando se encuentra en la región...
Destinos de pesca: Lago Strobel, el paraíso argentino de la trucha arcoíris
visitas 73
Ahora que muchos pescadores cerramos la temporada de pesca en España y en casi todos los puntos de Europa, que mejor que echar un vistazo al cono sur,...
Destinos de pesca: Río Laxa Adaldal, Islandia, el paraíso de la trucha
visitas 159
Islandia es para muchos el destino perfecto para la pesca del salmón atlántico, pero, también lo es para sus preciosas truchas comunes. Todo un paraís...
Destinos de pesca – Las enormes truchas comunes, salmones y reos del río Wairau (Nueva Zelanda)
visitas 134
Nueva Zelanda es mundialmente famosa por su población de trucha común de gran tamaño. De hecho, la trucha común más grande del mundo fue capturada en ...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.