Pesca a curricán para principiantes

Pesca a curricán para principiantes

Pesca a curricán para principiantes

por 7 de julio de 2011 0 comments

Pesca a currican para principiantes en bonita mañana de verano con viento nulo y toda una jornada de pesca por delante: un día perfecto para practicar el currican de fondo que os explicaré ahora mismo.

¿Qué es la pesca a curricán?

EL currican, es una técnica de pesca que se viene utilizando desde hace muchos años; es muy sencilla: una vez colocado en la zona de pesca seleccionada y a baja velocidad, lanzamos una línea con distintos reclamos que van desde la línea de plumas con 8,10 ó 12 plumas (llamada también metralleta), o directamente un vinilo o una rapala de las que tenemos cientos de posibilidades en tamaño, materiales, colores etc., dependiendo de la época del año, zona donde pescamos y evidentemente pieza que buscamos. Cada uno tiene siempre un modelo preferido.

pesca a curricán para principiantes

La embarcación en la pesca a currican

La velocidad de nuestra embarcación dependerá de lo que queremos pescar: si salimos a por túnidos del tipo “LISTADO”,la velocidad apropiada será de entre 3 o 4 nudos; si a por lo que vamos es a por piezas mas comunes como la caballa, chicharro o abadejo a nosotros la velocidad que nos funciona es de entre 1,5-2,5 nudos.

Muchos aficionados diréis que son velocidades bajas pero es que en la pesca a currican de fondo, al contrario del de superficie, vamos a arrastrar nuestro señuelo a la profundidad que nosotros indiquemos mediante el profundizador, que básicamente es una roldana con un brazo de distintas longitudes según modelos, desde donde soltamos un cable de acero unido a un “plomo”, de entre 3 y 5 kilos. Al citado cable le unimos nuestro sedal mediante una pinza con regulador de presión. El tacómetro que tiene instalado el profundizador hará que bajemos el plomo y nuestro señuelo a la profundidad que queramos (ojo miremos la sonda para no tocar fondo y que se nos pueda enganchar todo el artilugio).

Cuando piquen nos daremos cuenta, pues en un primer momento se nos destensará la línea (momento en que se suelta de la pinza), para luego tensarse como en cualquier pesca normal.

Todo este procedimiento siempre es más cómodo realizarlo entre dos, pero también es cierto que existen en el mercado profundizadores eléctricos que facilitan mucho la maniobra descrita.

Volvemos a puerto, la ría nos sigue sorprendiendo, el día ha sido propicio y hemos disfrutado de una jornada de pesca a currican de fondo estupenda, hemos pescado, nos hemos comido una exquisita empanada de maíz (¡sí! Los peZcadores también comemos) y sobre todo hemos aprendido algo más.

 

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.