Consejos para pescar carpas en los días más crudos del verano

Consejos para pescar carpas en los días más crudos del verano

por 9 de julio de 2017 0 comments

Vacaciones, benditas vacaciones. La mayoría de nosotros disfrutamos de la mayor parte de nuestro periodo de descanso en los meses de julio y agosto, que son precisamente en regla general meses poco recomendados para la pesca continental. Si quitamos los intensivos, la trucha ve cerrado casi todos sus tramos, el black bass se vuelve más que perezoso y la carpa…. no vive nada cómoda a medida que aumenta la temperatura del agua.

Los problemas del verano

La pesca de carpas vive en verano su peor estación, incluso en invierno, bien equipado el pescador para no pasar calamidades consigue mejores resultados que en verano, y es que con frío extremo y un buen equipo, en los meses más fríos podemos conseguir buenos carpones. En verano, se juntan toda una serie de “problemas” que hace más difícil encontrar y estimular a las carpas, pero justamente tenemos más tiempo que nunca ¿Eso nos desalienta? ¡¡¡No!!!! Nos lanzamos con unas temperaturas extremas al río, embalse, charca… en busca de la preciada carpa que nos haga olvidar tanto sacrificio.

pesca de carpas en lo más duro del verano

¿Dónde está mi carpa?

¿Por qué en verano es más difícil encontrar nuestra presa? En estos meses, la carpa es mas recelosa de acercarse a las zonas someras y busca su comida en partes mas profundas. Pero a la vez que esto sucede, nuestros ríos y embalses también sufren cambios drásticos. Salvo alguna tormenta ocasional ya no reciben ningún aporte de agua, además el mayor índice de evaporación y el uso intensivo de regadío hace que se produzca una bajada drástica del cauce y en casos extremos una pérdida de calidad del agua con un descenso del oxígeno. La carpa, aún no siendo un pez muy exigente en este aspecto también cambia radicalmente sus hábitos, come menos y busca aquellas zonas de agua más oxigenadas, más lejanas y por tanto más difíciles de localizar.

Ley del mínimo esfuerzo

Queda muy lejos en su hábito los meses de primavera, cuando realiza un verdadero desgaste por su desove. Ahora permanece mucho más estática y como hemos mencionado en profundidad, especialmente en las horas de más calor. Dependiendo del embalse, río o charca, la profundidad en la que encontraremos la carpa empezará sobre los 4 metros, alcanzando profundidades muy superiores de hasta 8 o 9 metros. Esta es mi experiencia en embalses de la cuenca del Guadiana (Serena, Orellana) aunque hay excepciones como los más cercanos a las montañas donde su actividad es más cercana a la de finales de primavera.

En esa profundidad además de más oxigeno encontraran un alimento que también escasea cerca de la orilla. Pero nuestro objetivo no tiene esa necesidad de alimentarse que tuvo en primavera y es más selecta, por lo que para la pesca de carpas en estos meses debemos ofrecerle cebos atractivos. A mi me gustan mucho en estos meses de verano los boiles de sabores atrayentes, ya sean de pescado (halibut) como de cangrejo o camarón, que abundan en la profundidad y son alimento de las carpas.

la pesca de carpas

Localizar la carpa, más importante que nunca

Más profundidad, más lejos y por tanto mucho más difícil encontrar nuestra presa salvo en los atardeceres y las horas nocturnas cuando se acercan más a la orilla. Una de las mejores zonas tradicionalmente para la pesca de carpas es la entrada de agua de ríos y arroyos, si aún tenemos alguna fuente de agua fresca será un emplazamiento ideal para estos meses, pero al ser tan limitadas puede que en muchos embalses no tengamos esa oportunidad.

Si no es así, hay que buscar zonas más someras, en primer lugar las réculas o entrantantes con más sombra si además hay profundidad en ellas, también los lugares de paso desde las aguas más someras a las más profundas son muy buenos para localizar nuestra presa, ya que se acercará a las aguas de menos profundidad por la noche para regresar a lo largo de la mañana cuando suba la temperatura. Igualmente otros lugares sombríos como donde prolifera la vegetación serán excelentes para tentar la carpa, eso sí, con un mayor riesgo de perder la línea.

embalse en verano la pesca de carpas

Aprovechar bajadas de temperatura para la pesca de carpas

Con todo ello, una de las mejores oportunidades que no debemos dejar escapar es si se produce una rápida bajada de temperatura. Si de una situación anticiclónica pasamos a otra de inestabilidad los peces lo notan y mucho, generando una buena oportunidad de pesca de carpas. Para ello, el cambio se ha de notar en el agua, sucede mucho si de repente entra viento del norte, enfría el agua directamente y por el mayor movimiento que genera, pero especialmente por las tormentas, si estás generan un gran aporte de agua en los ríos o arroyos que vierten en nuestro embalse y además arrastran alimento nuestra presa aumentará la actividad de forma frenética.

Más artículos interesantes

Consejos para la pesca de carpas en lo más duro del verano
visitas 6.587
Vacaciones, benditas vacaciones. La mayoría de nosotros disfrutamos de la mayor parte de nuestro periodo de descanso en los meses de julio y agosto, q...
Pesca de carpas con veleta: aparejos, cebos y técnica
visitas 356
Dentro de las múltiples técnicas de pesca de carpfishing susceptibles de ser practicadas, destaca, por la emoción que nos proporciona, la pesca de car...
Pesca de carpas con flotador, emoción garantizada
visitas 5.097
Dentro de las múltiples técnicas de pesca de carpfishing susceptibles de ser practicadas, destaca, por la emoción que nos proporciona, la pesca de car...
Pesca en el Embalse de la Peña del Águila o Villar del Rey
visitas 1.878
En plena zona de protección de la Sierra de San Pedro y presidido por el castillo de Azagala, el Embalse de la Peña del Águila o Villar del Rey, es to...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.