Confianza y constancia, 2 elementos clave para el pescador de spinning

Confianza y constancia, 2 elementos clave para el pescador de spinning

Confianza y constancia, 2 elementos clave para el pescador de spinning

por 5 de julio de 2013 2 comments

Pescar a spinning no es una tarea fácil, y más para todo aquel aficionado que antes ha probado la efectiva pesca a cebo, ya sea a fondo o con flotador. Engañar a un pez con un señuelo artificial al que nosotros debemos darle vida es un trabajo complicado cuando se trata de dar los primeros pasos. Muchos aficionados desesperan ante los primeros bolos y dejan tan apasionante técnica en un segundo plano, regresando al cebo vivo y a su modalidad que tan buenos resultados le daba y le seguirá dando.

Toni Martínez durante una de sus jornadas practicando spinning.

Pescador de spinning

Pero aquel aficionado que no se rinde y persevera en busca de resultados, más tarde o temprano conseguirá éxitos y de ahí a convertirse en todo un spinner ya solo quedará a un paso. Pero para ello y para el spinner que también lleva mucho camino a sus espaldas, hay dos claves que hay que considerar para obtener buenos resultados con asiduidad.

La confianza

Por un momento nos trasladamos al surfcasting. El aficionado que lanza sus cebos a la distancia o en la espuma, sabe que tal o cual cebo es cien por cien efectivo y sabe, que en cualquier momento picará una pieza. Eso es confianza. El que lanza un señuelo artificial tiene otro concepto al que le cuesta dejar atrás. Cuando pescamos con un determinado señuelo, si a los pocos lances no tenemos resultado ya queremos cambiar de artificial. Y ya no digo si es la primera vez que pescamos con él y nos lo han “recomendado”.

¿Quién tiene aquí la culpa? Lógicamente, muchas marcas van a ganar dinero, y hay señuelos que pescan pescadores y no peces. Pueden ser muy bonitos y generalmente carísimos, pero poco efectivos. Si el pescador da con uno de estos artificiales está perdido. Pero por norma general, la mayoría funcionan y es el pescador el que enseguida desespera.

Montse Martínez durante una de sus jornadas practicando spinning.

Hay que darle confianza a ese artificial, y seguir trabajando con él, confiados en que, si el color es el correcto a lo que comen los peces, el movimiento es bueno y lanzamos en el lugar y hora precisa, los peces darán la cara, un día u otro. Si cada pescador confía plenamente en su equipo de pesca de caña y carrete, ¿por qué ese desespero continuo de cambiar de artificial? Y más cuando tenemos varios modelos con los cuales hemos conseguido piezas con regularidad.

Hay días que los peces no pican por mil razones y estar cambiando de señuelo para intentar encontrar el mágico de esa jornada, servirá de bien poco. Ya sean vinilos, minnows, paseantes, poppers,… confiad en que si estáis haciendo las cosas bien, si aparece un depredador, muy probable acabe en nuestras manos.

Toni Martínez durante una de sus jornadas practicando spinning.

La constancia

Para mí, es la virtud más importante del pescador que ya se desenvuelve con soltura en el spinning. Hay quien piensa diferente y si en cuatro lances no pesca nada, se va para casa convencido de que en esa zona no hay peces. Pero si ese pescador es constante y machaca sin parar sabedor de lo que hace, aunque no sea la hora buena, muy probable extraiga sus frutos del mar. No hay que desfallecer. Si nos hemos dado el madrugón y ya con el sol en lo alto no ha picado nada, podemos seguir pescando más rato. Ciertos depredadores no tienen enemigos naturales tan cerca de la costa y aún menos en aguas dulces y siguen dando pasadas y buscando comida, aunque no sea la mejor hora.

La constancia es la virtud más importante del pescador que ya se desenvuelve con soltura en el spinning.

Cuantas truchas y lubinas salen y saldrán a pleno mediodía, o esas anjovas que acostumbramos a pescar cuando se calientan más las aguas, nos sorprenderán seguro entre dos luces e incluso de noche, donde también cazan muy a gusto. Las luciopercas, las percas, las llampugas y los espetones entre otros, van en bancos, por lo que no podemos rendirnos ya que en cualquier lance se cruza uno de ellos con nuestro señuelo.

El pescado azul como los jureles y palometas blancas, acostumbran a formar pajareras a primera hora, pero luego, con la mañana avanzada gustan de pasearse por las puntas más profundas de los espigones y ahí debemos seguir insistiendo, aunque no veamos ni una sola gaviota.

Otra opción es la de cambiar de pesquero. Ya que hemos salido a disfrutar de nuestro hobbie, podemos buscar nuevas zonas o las ya conocidas y seguir lanzando. Cuando menos lo esperemos, ¡zas!, picada.

O buscar otra especie. Un cambio de señuelo con un equipo polivalente nos puede ayudar a pescar otros peces si los que buscamos no dan señales de vida.

Montse Martínez durante una de sus jornadas practicando spinning.

No hay que rendirse ni ante una mala racha. La pesca a menudo pasa por ciclos y los peces unas temporadas abundan más y otras están más reacios. No podemos pensar que hacemos las cosas mal así de repente. Seguir y seguir, esa es la clave. Cualquier mañana una mala racha se rompe de repente y veremos como no somos tan malos.

Todos estos consejos cobran aún más importancia si el pescador es novel y empieza en este mundo. Actualmente las poblaciones de peces en mares y ríos ha decaído brutalmente, eso lo sabemos los que pescamos desde hace muchos años. El que empieza quiere pasarlo bien con capturas y eso, hoy día puede ser un hándicap. Será su constancia lo que hará que ese nuevo aficionado o aficionada, sea en un futuro, un  adicto del spinning.

Más artículos interesantes

Las 5 características clave para elegir un paseante top
visitas 581
El paseante es un señuelo de superficie del que hemos hablado en muchas ocasiones en Coto de Pezca. No es para menos ya que es de los artificiales más...
El marjal de Almenara: Un destino perfecto para pescar en Castellón
visitas 305
A buen seguro que muchos pescadores españoles tienen como destino de vacaciones alguno de los bellos lugares con los que cuenta la provincia de Castel...
Mar o interior: ¿Qué especie es la mejor para iniciarse en el spinning?
visitas 619
Cuando un aficionado se inicia es ente bonito deporte tiene en la actualidad infinidad de información para dar sus primeros pasos con un riesgo menor ...
La revolución del vinilo en la pesca
visitas 1.815
Los señuelos de vinilo llevan ya muchos años entre nosotros y son cada día más utilizados por los pescadores. Se han escrito muchos artículos referent...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Luciopesca
    #1 Luciopesca 5 julio, 2013, 10:49

    Muy buen artículo y muy cierto que desesperamos muy rapido. Muchas veces estando sin ganas ya por una dura jornada sin alguna picada pero por seguir lanzando por no querer dejar la caña parada me he salvado de mas de un bolo. Lo malo es que es cierto que cada año esta mas dura la pesca y la constancia cuesta cada vez mas mantenerla :).

    Contesta a este comentario
    • malatdepesca
      malatdepesca 12 junio, 2014, 18:52

      Artículo muy acertado. De tanto en tanto, vuelvo a leerme este artículo.
      Con más confianza, consigo aumentar la eficacia, sin perder tiempo en excesivos cambios de señuelos (mientras cambio de señuelo, pueden estar haciendo una pasada rápida y no pescar).
      Con más constancia, consigo aumentar los días de capturas, puesto que a veces las consigo a los primeros lances y a veces en los últimos lances de mis sesiones de pesca, porque intervienen demasiados factores como para acertar en el horario más probable y por circunstancias que se nos escapan varían de hora, pero si permanecemos intentándolo nos ocurre lo que decía Picasso: “Siempre espero que la inspiración me coja trabajando”.
      Saludos y adelante con tan buenos artículos.

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.