Cómo actuar en la pesca a spinning en ríos de alta montaña

Cómo actuar en la pesca a spinning en ríos de alta montaña

Cómo actuar en la pesca a spinning en ríos de alta montaña

por 1 de octubre de 2018 0 comments

La pesca a spinning en alta montaña, en pequeños riachuelos de aguas cristalinas que nacen a muchos metros de altitud, tiene algo de especial y apasionante para los adictos de la pesca de salmónidos. Pero no resulta fácil la pesca en ellos y en nada se parece a la que haríamos en zonas más bajas de los ríos, donde las aguas se vuelven más lentas e incluso turbias.

Por ello, vamos a daros algunos consejos para defendernos en estas complicadas aguas y seamos capaces de engañar a algunos de sus tesoros, ya sean en forma de truchas fario o salvelinos salvajes.

Hay que mimetizarse con el entorno

Esto es algo primordial si no queremos ver como nuestra depurada técnica de pesca a spinning en ríos de alta montaña fracasa a la hora de engañar a los peces. No solo deberíamos evitar entrar en el cauce, pescar añejados y no hacer ruido.

Hay que vestir una vestimenta lo menos llamativa posible, donde predominen colores como el verde, el marrón o el gris y evitar los colores más estridentes. Debemos saber que si vemos a una trucha, ella muy posiblemente ya nos haya detectado mucho antes.

Camuflarse bien es fundamental en la pesca a spinning en ríos de alta montaña

Con sigilo y con ropa cuidadosa, podremos acercarnos más de lo habitual al agua y pescar con mayor comodidad.

Carretes rápidos

Las aguas de estos cauces suelen ser rápidas y tumultuosas y por si fuera poco a los peces les gusta de situarse en las partes de más corriente a excepción de cuando hay buenas eclosiones.

Así pues, un carrete rápido que nos permita mover las cucharillas a la misma velocidad que la corriente será obligada. El ratio más adecuado será el superior al 1:5.5 ya sean en tallas 1000 de rockfishing o en 2500, aunque las tallas pueden cambiar dependiendo del fabricante. Esa rapidez hará que gire nuestra cucharilla perfectamente ya que si no conseguimos hacer girar su pala mientras la recogemos, no tendremos picada de ningún pez. Así pues un carrete rápido y ligero.

¿Aguas arriba o abajo?

En ocasiones se nos presenta este dilema el cual deberemos responder antes de comenzar la pesca a spinning en ríos de alta montaña ya que dependiendo de si vamos a pescar aguas arriba o abajo deberemos comenzar la jornada en la parte del río que pertoca.

pesca a spinning en ríos de alta montaña

Aguas arriba o abajo, punto clave para aprovechar al máximo una jornada de alta montaña

No hay una mejor o peor manera, pues dependerá más de cómo se siente de cómodo cada uno al pescar este tipo de aguas. A veces es mejor hacia arriba y otras hacia abajo. Si no disponemos de carretes rápidos mejor pescar aguas abajo recogiendo nuestros señuelos contra la corriente, lentamente, haciéndolos nadar más tiempo en el radio de acción de truchas y salvelinos.

Así mismo si pescamos con minnows será más cómodo pescar hacia abajo. Pero si somos cucharilleros o solemos montar cuerdas de moscas a buldó, la mejor alternativa será pescar aguas arriba. La corriente también será un factor importante a la hora de elegir puesto que si el río baja con demasiado fuerza, pescar aguas arriba será casi imposible. Quizá pescar aguas arriba sea la mejor manera y la más bonita, descubriendo nuevas zonas a la vez que ascendemos pero habrá que estudiar todas las opciones antes de la pesca.

Dominando el abanico, técnica básica en la pesca a spinning en ríos de alta montaña

La técnica del abanico es todo un arte que con muy poca práctica dominaremos. A muchos pescadores les basta con lanzar su cucharilla y recoger, así, tal cual. Sí, cierto, les dará capturas, pero hay que dominar todos los lances y técnicas para sacar provecho de todo el río y engañar a las cada día más esquivas truchas.

Pescando en abanico barreremos buena parte de apostaderos de la zona donde justamente nos encontramos. Basta con lanzar justo a la orilla de enfrente o en el punto donde creamos puede haber apostada una trucha.

La técnica del abanico es fundamental para aprovechar y llegar a todos los rincones

En cuanto el señuelo toque el agua cerraremos el pickup del carrete y tan solo tensaremos, sin apenas recoger, solo haremos que la línea en todo momento esté tensa y la cucharilla vaya bajando por la corriente dibujando un ángulo de 90 grados (forma de abanico) y cuando llegue aguas abajo, en la misma orilla donde nos encontramos, con maña y precisión la recogeremos lentamente, manteniéndola en la corriente unos segundos si hace falta.

Si la picada no se ha producido en el momento de la caída o durante el abanico (donde la se producen la mayoría de ataques) es muy posible que esas últimas vueltas de manivela se dé la picada, por ello siempre tendremos que tener nuestra cucharilla localizada.

¿Cucharilla o minnow?

Pues aquí dependerá del tipo de cauce, de su anchura, profundidad, tamaño de los peces y de la fuerza de la corriente. Lo más común es el uso de la cucharilla de tamaños 1 y 2, pero si las aguas lo permiten y nos atrevemos a jugar con pequeños minnows de no más de 5 centímetros, con total seguridad arrancaremos las picadas de los mejores ejemplares.

La trucha en estas zonas de alta montaña no suele ser de gran tamaño pero tiene una gran voracidad ya que el alimento no abunda y un alevín de trucha o piscardo no es un bocado a despreciar. Resultan más complicados de utilizar si los comparamos con las cómodas cucharillas pero hay que tenerlos muy en cuenta.

¿Podemos utilizar otros señuelos en la pesca a spinning en ríos de alta montaña?

Por supuesto y al pescador apasionado del spinning, ese que no se conforma con sacar peces, le gusta experimentar cosas nuevas. Dos opciones que nos darán muchas capturas y de tamaños sorprendentes son los vinilos y las cucharillas ondulantes.

Las pequeñas ondulantes como esta sin muerte son ideales para la pesca a spinning en alta montaña

De estas últimas utilizaremos las más modernas para la pesca de la trucha, de formas más ovaladas y de escaso gramaje, de buena calidad que nos aseguren un buen giro bajo el agua. Cierto es que de todos los señuelos puede ser la más complicada de utilizar y se requiere maña para moverla correctamente en estas aguas tan rápidas. Pero los resultados valdrán la pena.

En cuanto a los vinilos habrá que acertar el tamaño, tipo y color pero por norma general un pequeño shad e incluso grub en tamaños no mayores de 5 centímetros y en colores naturales suele dar capturas cuando los metemos por las pozas… ¿Y por qué no utilizar un pequeño vinilo de darting? Si somos valientes seguro que nos llevaremos muchas sorpresas.

Más artículos interesantes

Cómo actuar en los ríos altos de primavera
visitas 311
La primavera es la estación más deseada por la mayoría de los pescadores y en especial para los trucheros pues es época de apertura de vedas y podremo...
Pesca de payaras a spinning, el depredador sudamericano que te pondrá a prueba
visitas 192
Regresamos al continente sudamericano en busca de algunas de sus especies depredadoras más deportivas. En esta ocasión toca hablar de la payara, el pe...
Técnicas, especies y consejos para la pesca de ciprínidos a spinning
visitas 271
En nuestro país la pesca de ciprínidos como la carpa y el barbo ha estado siempre ligada a técnicas con cebo natural de fondo y con flotador. A día de...
Cómo elegir los mejores artificiales para la pesca del Lucio
visitas 2.779
Leer bien el río o embalse, esta es la clave para pescar lucios con peces artificiales, un pez no tan exigente o sibarita como el black bass pero al q...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.