El color de los señuelos artificiales de pesca: el misterio de la panza roja

El color de los señuelos artificiales de pesca: el misterio de la panza roja

El color de los señuelos artificiales de pesca: el misterio de la panza roja

por 20 de marzo de 2013 4 comments

Como bien sabéis, sobre el cuerpo de los señuelos artificiales de pesca se puede plasmar toda suerte de acabados en orden a satisfacer debidamente las demandas de los pescadores que pretenden sorprender al pez con libreas de lo más variopintas, ya sea desde un plano realista, o bien fantasioso.

Señuelos artificiales de pesca

En este sentido, mientras que los estampados naturales a menudo se llevan la palma en términos de eficacia, en cambio, cada vez con mayor frecuencia se dibujan esquemas provistos de una franja roja recorriendo longitudinalmente la barriga de los engaños. En este sentido, ¿dónde radica la razón de que se considere que un predador se interesará por un reclamo así, cuando, a priori, no hay minitallas que cuenten con semejante detalle en su anatomía?

Extrapolando ideas

Sin lugar a dudas, y afortunadamente, la pesca no es una ciencia exacta. En este orden de cosas, aun cuando podamos establecer una serie de reglas generales tendentes a capturar al pez, tendremos que adaptarlas al lugar en que acaece la sesión de pesca, de ahí que lo que para un sitio es bueno, para otro puede que no lo sea tanto. En tal sentido, lo mismo ocurre con respecto a los colores que adornan nuestros señuelos, y cuando se hace especial mención a los que portan este matiz en su cuerpo, en principio podemos relacionarlo con el alimento que la lubina busca según la zona y el momento del año.

Apuesta al rojo, en los señuelos artificiales de pesca

Como bien sabéis, este serránido es un pez capaz de dar matarile a especies de lo más variopintas, entre las que cabe mencionar distintos tipos de minitallas que se esconden entre las rendijas de las rocas.

A tal efecto, los abadejos jóvenes también pueden constituirse en parte de su base alimenticia, así que cuando tengáis la oportunidad de contemplar uno de ellos apenas haya salido del agua, fijaros detenidamente en la panza y veréis que en ella aparecen plasmados ciertos matices irisados y/o rojos, cuando no naranjas. En principio, en base al presente razonamiento tiene sentido que la lubina le dé por atrapar imitaciones que porten una barriga bermellona, sobre todo si a eso le añadimos el hecho de que este gádido se mantiene de modo permanente en las proximidades de la orilla, cosa que no tiene lugar, en cambio, con los lanzones, las caballas y los jureles con los que nuestra glotona amiga llena la andorga, los cuales, en cambio, se mueven en función de diversos parámetros relacionados con la temperatura del agua y las corrientes.

Señuelos artificiales de pesca

Otras pinturas de guerra

Al igual que con el rojo, existe otra tonalidad que en ocasiones puede desencadenar el instinto asesino del depredador, como es el caso del naranja, máxime cuando, por ejemplo, en determinadas fases de la reproducción, los minitallas pueden portar huevas externamente con este matiz. No obstante, dicho color suele aportar mejores resultados en periodos de buena claridad de las aguas que en momentos turbios, algo que por otra parte es llamativo, habida cuenta que puede hacerse notar en cualquier circunstancia.

Cuando la necesidad se impone

A decir verdad, son múltiples los acabados que portan los señuelos artificiales de pesca, mas no siempre es fácil encontrar modelos que dispongan de este detalle. No obstante, cuando eso tenga lugar, y con ayuda de un rotulador indeleble, o bien con unos brochazos de pintura de modelismo, imprimid este color sobre la panza de vuestro señuelo fetiche. De este modo el expediente quedará cubierto, mientras que evitaréis añadir un soldado más a vuestra ya de por sí abultada colección de engendros natatorios.

Todoterreno

Si bien como apuntábamos en un principio los señuelos artificiales de pesca con vientre rojo obtienen buenos resultados en fondos rocosos para pescar lubinas en ciertas fases del año –habida cuenta que encontrará pequeños gádidos en ellos–, no obstante también pueden reportar numerosas sorpresas sobre sustratos arenosos. Por eso conviene darle minutos en cualquier circunstancia, pues nunca se sabe cuáles serán los designios que mostrará la loba del mar en cuanto el astro rey despunte por el horizonte.

Más artículos interesantes

Flap Jack un señuelo indispensable para la pesca del black bass en verano
visitas 354
Hace unos días hablábamos de la difícil pesca del black bass en verano, donde se multiplica su comportamiento errático y las dificultades para la pesc...
Cinco cucharillas para cerrar la temporada de salmónidos con éxito
visitas 549
El cierre de temporada no es un momento sencillo para la pesca de truchas y reos a cucharilla. Se unen dos aspectos, truchas menos hambrientas y resav...
A la búsqueda de la tonalidad de los cebos artificiales perfecta: reflexiones para el estío
visitas 629
La pesca, como cualquier otra disciplina, está necesariamente sometida a una serie de reglas que influyen en su práctica. En este sentido, y en lo que...
La pesca del black bass con poppers en verano
visitas 535
Pocas pescas evolucionan más como la del black bass, pues cada temporada son nuevos materiales para la fabricación de cañas y carretes, mejores líneas...

4 Comentarios

Participa en la conversación
  1. josé luis
    #1 josé luis 20 marzo, 2013, 19:31

    Interesa recibir boletin de novedades sobre rapalas y otros peces artificiales para la pesca de la lubina en la zona del cantábrico.-Un saludo

    Contesta a este comentario
  2. Toni Martínez
    #2 Toni Martínez 20 marzo, 2013, 19:15

    Muy interesante Carlos. Son detalles que pueden dar capturas ese día o no. Algo parecido sucede con los “cabeza roja”. Saludos!!

    Contesta a este comentario
    • Carlos Prieto
      Carlos Prieto 20 marzo, 2013, 21:30

      Hola Toni:

      Lo de los colores de los señuelos es un mundo de lo más insondable, pero a veces, pequeños detalles significan la diferencia entre pescar o volver con las manos vacías…. y éste es uno de ellos.
      Por cierto, los “redhead” son un clásico en múltiples firmas. Por algo será…

      salu2 sala2

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.