Carpas y luciopercas en Sant Antoni

Carpas y luciopercas en Sant Antoni

Carpas y luciopercas en Sant Antoni

por 28 de octubre de 2019 0 comments

Hacía tiempo que nos picaba la curiosidad, ya que en nuestras subidas a los Pirineos pasábamos por el pantano de Sant Antoni, un pantano enorme, de bonitas orillas, con unas playas que te invitan a practicar la pesca, aguas azules y rodeado de una belleza preperineica que no te deja indiferente.

Un buen día empecé a recolectar información sobre la pesca en este bonito lugar, nos pusimos en contacto con la asociación de pesca de Tremp, para informarnos de los tipos de pesca que se podía practicar y que restricciones existían en dicha masa de agua, ellos nos atendieron con mucha paciencia, explicándonos todas las dudas que teníamos, y dándonos información que nos sirvió para pasar dos días en sus orillas. Desde aquí darles las gracias por su paciencia.

Rumbo a Sant Antoni

Una vez teníamos la información necesaria, solo quedaba poner fecha y buscar alojamiento. Nos alojamos al mismo pueblo de Tremp, no solemos dar nombres de ningún tipo, pero esta vez y después del trato recibido, la calidad de su comida y un precio muy razonable os recomendamos el Hotel Buenos Aires, comida de la zona, trato exquisito, habitaciones limpias y camas cómodas. Esta vez nos acompañaban Txema y Zahily, los cuales se encargaran de dar con ciprinidos y depredadores a mosca, nosotros a por las carpas a Carpfishing.

Pescando en el bello entorno de Sant Antoni

Sabíamos que las carpas de este embalse no eran ni mucho menos gigantes, es más, sabíamos que como mucho alcanzaban los cinco kilos, cosa que no nos importaba, ya que nunca seleccionamos los lugares por sus grandes peces, si no que los elegimos por diferentes factores, belleza del entorno, comodidad y lo bonito de pescar en un sitio por primera vez, con todo lo que conlleva: ¿Qué comida prefieren? ¿Mejor semilla o Boiles?, ¿Salado o Dulce? ¿Cebado intensivo o solo P.V.A?  Estas preguntas son las que nos encanta resolver en lugares desconocidos para nosotros, también nos parecía un lugar idóneo para pescar con el enano de la casa.

Carpas en superficie y orilladas

Después de un buen almuerzo empezamos a buscar zona, algo que no es precisamente rápido en este tipo de pesca, pero tuvimos suerte, en una de las primeras playas que pudimos acceder, nos encontramos una zona con carpas comiendo a superficie y orilladas, parece que encontramos una zona natural de alimentación de carpas y peces pasto, y si estos están allí, los depredadores no andan muy lejos.

Así que montamos trípodes, cañas, un cebado muy pequeño, lo justo para que se mantengan por ahí, y ya estábamos al lio.

Tal como se veía venir, en poco más de 20 minutos sonó la primera alarma, pequeños pellets de halibut acompañados de asticot, boíles dulces de 18 y cárnicos también de 18 fueron los elegidos para esta jornada, cebaríamos con lo mismo y un poco de engodo, para mantener los peces activos, Eric clava sin problema y poco a poco se hace con una carpita de un color oro precioso, estas aguas mantienen las carpas con muy pocos tonos negros, fotos y al agua.

Os comento que esta salida la realizamos antes de que la sentencia del Tribunal Supremo apareciera en el BOE, de todas formas la hubiésemos liberado igual, pero el coto es de pesca sin muerte e incluido la prohibición de bolsa de retención.

Pequeñas y luchadoras carpas

En nada volvía a sonar la alarma y otra vez Eric se encargaba de dar cuenta de otra bonita común de librea oro, es un embalse ideal para disfrutar con estas pequeñas luchadoras, y para poner a los peques a prueba, con cañas light se lo pasan de maravilla, y la verdad que los mayores también.

Era el momento de perdernos con Txema y que nos enseñase que streamer estaba fabricando para dar con carpas y sandras, también presentes en este embalse.

Pequeña carpa de bella librea de Sant Antoni

Después de un momento creando el streamer ya estábamos pescando y pronto Txema dio con las carpas, que no dudaron en dar cuenta de ese señuelo negro, es mágico el ver pescar a mosca, viendo como brillan los bucles a contra luz, ver caer el srteamer a la agua y ver estas detrás de el hasta que la más agresiva lograba llegar primero y succionar el artificial, con la consiguiente clavada de Txema, una delicia para los ojos.

Y volvíamos a las cañas de Carpfishing, las cuales no paraban de hacer sonar las alarmas, Eric estaba exhausto pero sacaba fuerzas para dar con las ultimas carpas del día, y con esto nos dábamos por satisfechos, ahora tocaba ir a descansar y prepara el ultimo día en este precioso embalse.

En búsqueda de las luciopercas

Para el segundo día íbamos a subir la apuesta, queríamos buscar esas carpas top de mas de 5 kg y dar al fin con las luciopercas o sandras, así que el segundo día abandonamos las aguas someras del primer día y optamos por una recula pequeña con un fondo sobre los 7m, nos parecía un buen lugar para optar a alguna pieza de talla.

Lucioperca pescada en Sant Antoni

Y de primeras parecía que aviamos acertado, poco después de montar y dejar los apostaderos preparados para la picada, Txema ya estaba peleando lo que parecía una lucioperca de bonito porte, brutal el ver trabajar semejante depredador con la caña de mosca, preciosas carreras en busca del fondo, pero poco a poco y con muy buen hacer Txema coloca esta vampiresa en la sacadera, ya teníamos ganas de tocar escama diferente, disfrutamos de esa belleza de pez que poso para la foto.

En cuanto a las carpas no tuvimos suerte, una de pequeña se nos soltó a dos palmos de la sacadera, y la que parecía seria la pieza de la sesión logro engancharse con la cobertura perdiéndola de inmediato, de todas maneras dos días para disfrutar de la pesca y de la naturaleza en un entorno previlejado a la puerta de los pirineos, un lugar donde desconectar en familia y disfrutar de la pesca con los enanos de la casa.  

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.