Asturie 90, un paseante con mayúsculas

Asturie 90, un paseante con mayúsculas

Asturie 90, un paseante con mayúsculas

por 13 de agosto de 2019 0 comments

El Asturie de Xorus es un paseante de sobras conocido en las costas del norte de la Península, donde los pescadores de lubinas lo tienen como un paseante fetiche, un top. En el Mediterráneo aún no tiene tanta fama, por poco uso y desconocimiento, no por eficacia, pues estamos ante uno de los mejores paseantes de cuantos podemos encontrar en el mercado.

Pero poco a poco los pescadores mediterráneos se están dando buena cuenta de la cantidad de depredadores que puede sacar este magnífico paseante y para la lubina comienza a ser un titular de la caja de muchos pescadores.

Características del Asturie 90

La familia Asturie está disponible en 5 modelos distintos: 90mm., 110mm., 130mm., 150mm. y 170mm. En esta ocasión hablamos del más pequeño, el de la talla 90 milímetros. Es una medida perfecta ya que imita a la perfección un pequeño espetón o una aguja, especies muy abundantes en nuestras costas (y ahora en verano especialmente) y que sirve de alimento a lubinas y un sinfín de especies más. Pesa 11 gramos, y su peso nos lo dan 3 bolas interiores fijas de acero (una en la parte central y dos en cola), situadas dentro de una pequeña cámara que ayuda para un efecto sonajero. T

Asturie 90 lubina
Lubina pescada con un Asturie 90

anto la posición de esas bolas como el diseño y aerodinámica del Asturie, nos van a ayudar a efectuar lances impresionantes aunque tengamos el viento en contra. Tiene un alambre pasante en toda su longitud y monta anillas reforzadas Decoy y anzuelos triples Decoy TS21, por lo que podemos pescar tranquilamente con él que doblegará al rival más fuerte. Otra particularidad es su gama de colores, pues en el 90 milímetros tenemos a nuestra disposición 13 colores a cada cual mejor. Ideales para solventar cualquier situación de pesca.

¿Para qué especies lo vamos a utilizar?

Si bien es la lubina la especie a buscar principalmente en las zonas más variadas (rías, estuarios, playas, roquedos…), no podemos obviar que lo que imita es alimento habitual y muy buscado por otros depredadores, ya sea cuando pescamos desde orilla o embarcados. Así pues lo vamos a tener muy en cuenta cuando buscamos palometones, anjovas, grandes barracudas, llampugas de buena talla, bonitos y bacoretas de gran tamaño.

Realmente con esta pequeña talla de 90 milímetros nos puede entrar cualquier cosa. Actuaremos pues, según en qué zonas pescamos, en consecuencia. Anudando un bajo de línea de buen calibre para evitar sustos y pérdidas innecesarias. Si bien es en saltwater para lo que ha sido diseñado este paseante, no olvidaremos que el bass en agua dulce, así como el lucio, sucumbirán a sus irresistibles movimientos. El bass le entra de maravilla y para el lucio de mediano tamaño es muy efectivo, aunque mejor sería anudar alguna talla mayor para buscar al esócido.

¿Cómo lo movemos?

Estamos ante uno de esos paseantes que si por algo destaca dentro de todos sus puntos a favor, es por el sencillo movimiento para el pescador. Dependiendo de la velocidad que le imprimamos realizará su zigzag más abierto o cerrado, siendo el movimiento perfecto a media o baja velocidad donde el Asturie hará un WTD abierto, atractivo y sinuoso, mostrando sus flancos a la vista de los depredadores.

Con la caña alta lo haremos navegar más superficialmente pero si lo movemos con la caña baja podremos hacerlo sumergir un poco por el morro, algo muy del agrado de ciertos depredadores como la lubina. La reina de la espuma no es precisamente un veloz cazador, por lo que prefiere recogidas más comedidas.

Otra cosa son depredadores de mar como llampugas, anjova so palometones, que suelen preferir velocidades más rápidas y el Asturie responde de maravilla. Para el Palometón funciona muy bien una recogida a toda velocidad, caña en alto, haciendo skipping, para posteriormente cuando veamos al depredador detrás parar esa velocidad y hacer que haga un buen zigzag, momento en el cual suele atacar con rabia. Para el resto de especies todo es buscar la recogida más adecuada, sabiendo que la pesca jamás es una ciencia exacta y la recogida que funciona hoy quizá mañana no lo haga.

Por ello este paseante es perfecto, por la gama de movimientos que podremos sacarle. Y no se inmutará ante las aguas más movidas pues navegará fácilmente en los espumeros más revueltos donde se esconden las mejores lubinas.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.