A por los black bass embarcados con sonda: Claves para conseguir los mejores resultados

A por los black bass embarcados con sonda: Claves para conseguir los mejores resultados

A por los black bass embarcados con sonda: Claves para conseguir los mejores resultados

por 15 de agosto de 2019 0 comments

La pesca interior en España es un auténtico paraíso. Con la excepción de la pesca de salmónidos, que, aunque hay algunos embalses en los que si podemos disfrutar de buenos ejemplares de pesca es la excepción, son miles los pescadores nacionales e incluso extranjeros los que se lanzan a nuestros embalses para disfrutar de la pesca de todo tipo de especies, especialmente depredadores como el lucio, la lucioperca y el black bass.

Pero el régimen de las aguas interiores en España es muy distinto a la de muchos países de Europa. Los lagos naturales, muy estables en sus condiciones, son muy escasos. Por el contrario, lo que tenemos son grandes embalses con peculiaridades muy relevantes.

Muchos embalses “distintos” al año en un mismo lugar

Los embalses españoles, en su gran mayoría, además sufren cambios muy radicales. El régimen hídrico del clima tipo mediterráneo con fuertes cambios estacionales y el uso muy intensivo de muchas de las reservas hídricas, especialmente para regadío hace que un mismo embalse tengamos enormes diferencias en abril, por ejemplo, que a finales de agosto o septiembre.

Las características de nuestros embalses ofrecen buenas oportunidades de pesca pero también muchos retos

A esto unimos que la gran mayoría de los embalses se han formado en valles habitados, con un gran uso del terreno no solo con poblaciones, también viviendas aisladas, muros divisorios, bosques sumergidos…. El resultado es que debajo de las aguas en las que pescamos tenemos toda una serie de estructuras heterogéneas y cambiantes que influyen sobre el comportamiento de los peces.

Porque se impone la pesca embarcada

Aunque en aguas interiores la pesca más tradicional siempre ha sido desde la orilla, esta práctica ha cambiado de forma importante en los últimos meses. Pescar desde la orilla limita infinitamente nuestras posibilidades de pesca, especialmente en zonas muy “pescadas” y de enorme dificultad para conseguir capturas.

La sonda es esencial para prospectar nuestro embalse en la búsqueda de black bass

Embarcado, podemos llegar a lugares inaccesibles y a esas estructuras en las que se esconden o se han convertido en “nidos” o cazaderos de peces, especialmente de una de las especies más apreciadas para la pesca deportiva de interior, el black bass.

Sondas para Black Bass

Las características que hemos señalado de nuestros embalses y las propias del black bass hace que sea imprescindible que en nuestra embarcación le acompañe una sonda.

Al black bass le encantan las estructuras sumergidas y tiene un carácter defensivo de sus apostaderos muy alto. Por todo ello la sonda debe realizar una doble función. La primera, por supuesto, la de identificar los peces, especialmente los grandes basses. La necesidad más importante a corto plazo.

Pero sin olvidar una segunda, la más relevante a largo plazo. Poder acceder a la mejor cartografía y crear la nuestra propia, con los puntos calientes de cambios de profundidad y estructuras favoritas para los peces. Sin olvidarnos de otro punto ya adelantado que la profundidad de estas estructuras puede cambiar muy bruscamente según la época del año, por lo que este “histórico” nos evitará muchas sopresas y que, por ejemplo, desechemos ir a pescar zonas que ya han emergido o viceversa.

Para sacar el mejor provecho a la pesca embarcada en aguas interiores del black bass no hace falta una gran inversión o muchos conocimientos previos. Así, con la Hook2 de Lowrance, tendrás una sonda CHIRP de ángulo amplio además de Sidescan/Downscan Imaging™. Por un lado, la sonda CHIRP de ángulo amplio duplica la cobertura y podrás observar más peces en la columna de agua y cubrir un área más amplia en menos tiempo. A esto hay que unir sus opciones de cartografía que permiten mostrar irregularidades en el terreno, como cornisas, taludes y otros obstáculos sumergidos con una vista cenital de contornos de 0,3 metros.

Sonda Hook 2 de Lowrance

Para los más exigentes o con experiencia la sonda Elite Ti2, en sus tamaños de 5, 7 y 9 pulgadas, además de la mayor calidad a la hora de conocer el fondo de nuestro embalse y sus habitantes,  nos ofrece la posibilidad de creación de mapas en pantalla de Active Imaging™ y C-MAP Genesis Live y compartir inalámbricamente información cartográfica, waypoints y rutas entre distintas pantallas.

La pesca del black bass embarcado se impone, pero para conseguir mejores resultados tenemos que apostar por la tecnología que nos permita localizar tanto a los peces como las peculiaridades del terreno en el que nos movemos. Ya sea en una embarcación propia o en una que alquilemos una sonda y sus mejores características son fundamentales.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.