5 estrategias para pescar en espigones con éxito

5 estrategias para pescar en espigones con éxito

5 estrategias para pescar en espigones con éxito

por 19 de junio de 2012 6 comments

A pescar en espigones, ahora que el buen tiempo se acerca. Los pescadores de surfcasting estamos de enhorabuena ya que las especies que podemos encontrar son variadas y algunas, son de las más esperadas. Pero este buen tiempo trae consigo la gran afluencia de bañistas a las playas, lo que supone un inconveniente para los surfcasters. Por eso, muchos optaremos por llevar nuestras cañas a otros lugares, como por ejemplo, los socorridos espigones. Veamos como sacarles partido.

pescar en espigones

Estas estructuras tienen una ventaja fundamental para los pescadores, ya que se adentran en la mayoría de los casos muchos metros en el mar. Esto implica que las especies que podemos encontrar son más variadas, abundantes y de mejor tamaño que desde orilla.

Son lugares complicados para pescar si los comparamos con la comodidad de las playas, pero vale la pena dedicarle estas jornadas diurnas en estos meses más veraniegos antes que dejar descansando las cañas esperando la noche. Si elegimos los mejores espigones no nos arrepentiremos.

Buscaremos aquellos que se adentren muchos metros en el mar, ya sean playeros o de puertos pesqueros y deportivos, y nos situaremos en la clásica y productiva “punta” del espigón. Es la mejor zona de paso y donde más metros de agua encontramos. Si está ocupada, elegiremos el puesto más cercano a ella. Esto no es una norma obligada. Podemos efectuar capturas en el resto del espigón. Pero la zona caliente es la descrita.

Estrategias para pescar en espigones

Una vez en el lugar elegido, nos estaríamos perdiendo muchas emociones si solo lanzamos un gusano y esperamos. A estos lugares les podemos sacar un rendimiento extraordinario, buscando las más variadas especies con varias técnicas distintas. Éstas son las mejores estrategias para ello:

Pescar a jigcasting

Una vez llega el buen tiempo y hasta los primeros fríos, estos lugares son frecuentados por batalladoras especies de pelágicos como jureles, caballas, palometa blanca e incluso bonitos. A estas pequeñas locomotoras marinas les podemos sumar las obladas que tanto gustan de estas puntas.

La mejor técnica para su pesca es esta variante del jigging para pescar desde orilla, el jigcasting. Nos bastará con utilizar nuestra caña de spinning de la lubina y anudarle un jig de entre 18-45 gramos. Personalmente os recomiendo el jig Bony de Hart, muy efectivo.

Jig Bony de Hart

Si tenemos fortuna y se forman pajareras lanzaremos en sus cercanías, sino, arrojaremos nuestro jig lo más lejos posible, lo dejaremos hundir un poco y con un movimiento a base de tirones nerviosos, esperaremos la picada de uno de esos peces, que nos darán una de las mejores peleas que podemos tener con estos equipos ligeros. Ajustar el freno del carrete porque un buen jurel o bonito nos darán mucho más juego del que pensamos. La mejor hora para estas especies, el amanecer, sin duda.

Probar la campatura de grandes barracudas

En el Mediterráneo cada vez son más abundantes y las grandes piezas ya no son exclusivas de los pescadores de curricán. Poco a poco aquellos pequeños espetones que entraban a los anguilones y pequeñas ondulantes se están convirtiendo en enormes peces que los pescadores ya hemos bautizado como a sus parientes tropicales. Barracudas entradas en kilos frecuentan las puntas de los espigones más profundos, sobretodo si a sus laterales encontramos playas de arena.

Pesca de barracudas en espigones

Para estos cazadores nocturnos necesitaremos un equipo más pesado de spinning, como el utilizado para la anjova. Los mejores señuelos serán ondulantes, minnows de entre 13 y 17 cms, paseantes hundidos y poppers.

Deberemos anudar un buen bajo de línea a nuestro trenzado del carrete ya que este pez posee unas mandíbulas de infarto y durante la pela sus cabezazos y carreras son espectaculares, sobretodo cuando hablamos de animales por encima de los 3 kilos.

Como predador nocturno que es, nos centraremos en su pesca a esas horas, aprovechando también el atardecer y el amanecer, también muy fructíferos. Durante el día alguno se puede pescar, pero los mayores ejemplares se vuelven más desconfiados con tanta luz y darán la cara los más pequeños.

Un magnífico adversario que nos puede deparar grandes jornadas.

Variar nuestros lances con nuestras cañas de fondo

La imagen de un espigón bien poblado de cañas es todo un clásico de nuestras costas. Nuestras cañas de surfcasting son una inmejorable opción de pesca. Pero una mayoría de pescadores limitan su radio de acción a una misma zona de pesca. Debemos aprovecharnos de las ventajas de estos lugares. Si ya de por sí son profundos podemos lanzar una de nuestras cañas a la mayor distancia posible, colocando nuestro cebo a profundidades inimaginables desde costa, con las sorpresas que eso supone.

También podemos lanzar una caña bien cerca de la orilla, justo en donde las últimas rocas sumergidas desaparecen y empieza la arena. Esa zona es muy frecuentada por doradas, sargos, serranos, salmonetes y algunas lubinas que buscan algún incauto pececillo que llevarse a la boca. Como vemos, lanzar nuestras cañas por lanzar, nos restará oportunidades de hacer una buena pescata.

Serrano capturado desde espigón

Buscar las herreras diurnas

Siempre se asocia la pesca de la herrera a la pesca nocturna desde playas. Craso error. Durante el día, los fondos arenosos profundos son visitados por enormes bancos de herreras que devoran todo tipo de gusanos y moluscos que encuentran enterrados en la arena.

Son peces que durante la noche se desplazarán a las zonas menos profundas de las playas pero que durante el día pueden llenar nuestros cubos en el espigón. Lanzaremos las cañas a distancias hasta dar con el banco.

Una técnica muy efectiva y que atrae mucho a la herrera es la técnica del tanteo. Con nuestra caña de surf o una algo más corta y ligera, lanzaremos lo más lejos posible y posteriormente iremos arrastrando poco a poco el plomo dejándolo reposar unos segundos para proseguir con nuestra particular búsqueda. Cuando una herrera se percate del movimiento del gusano entrará franca, delatando su posición y la del resto del banco. Cebaremos nuestras cañas con gusano, preferiblemente coreano y lombriz de arena, sin descartar una tira de tita vuelta y enlicrada para las más grandes.

De esta manera disfrutaremos de las buenas picadas y del placer de un buen rancho de buenas piezas de esta perseguida y querida especie.

Prueba la pesca con el popper

En estos meses calurosos, la zona del Mediterráneo es visitada por la voraz anjova y el rey palometón. Y uno de los mejores lugares para pescarlos son los espigones, en especial sus puntas. Si es el espigón de un buen puerto pesquero o hay en las cercanías alguna desembocadura habremos dado con un enclave ideal. Y que mejor que lanzar nuestros señuelos tras ellos, ya que tenemos asegurado en caso de picada, un combate memorable y una gran foto.

De entre todos los señuelos a utilizar me quedo con uno, que es ideal para llamarles la atención en estas zonas profundas: el popper. Sus chapoteos, sus atrayentes “plops” y sus sonajeros interiores despertarán la curiosidad de estos depredadores y hay muchas posibilidades de que lo ataquen, ya sea por hambre o territorialidad. Recomiendo el popper Capote de Yokozuna, un muy buen señuelo a un precio inmejorable.

Si seguimos estas recomendaciones, nuestras horas en el espigón no se nos harán tan monótonas y podremos pescar especies muy deportivas y apreciadas. Solo me queda recomendar que tengamos precaución máxima en estas zonas de rocas, sobretodo si comenzamos a caminar antes del amanecer o se nos hace la noche en el espigón. Así disfrutaremos de una alternativa de pesca a las ya masificadas playas y daremos rienda suelta a nuestro deporte.

Prueba a pescar en espigón y nos cuentas

Más artículos interesantes

¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 401
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...
La seguridad del pescador: una cuestión de perspectiva demasiado subjetiva
visitas 250
Tal vez sea porque uno se va haciendo mayor y sabe que a ciertas alturas de la vida tiene mucho que perder, o quién sabe la verdadera razón, pero desd...
La pesca con mosca en “El río de la vida”
visitas 182
He dado con un fascinante relato autobiográfico sobre ríos y pesca con mosca pero no es netamente un libro sobre técnicas de pesca, estudios de trucha...
Volver a pescar: retomar las viejas costumbres
visitas 371
Por mucho que pretendamos lo contrario, la vida a veces nos lleva por sendas angostas y tortuosas, y no avisa. Hoy, por ejemplo, nos puede sonreír en ...

6 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Eduardo
    #1 Eduardo "Aquaman" 2 abril, 2016, 15:42

    Hola a todos los colegas pescadores. soy de Venezuela. soy Biologo Marino y aficcionado a la pesca desde los 10 años, quisiera saber si es posible que den cursos de pesca con señuelo en mi Pais, pues siempre he pescado con cebo o carnada como le decimos aqui, pero la verdad siempre he llamado tambien la atencion la modalidad de pesca con señuelo.

    Contesta a este comentario
    • Javier Sousa
      Javier Sousa 2 abril, 2016, 23:26

      Hola Eduardo, nos encantaría algún día tener colaboradores en Venezuela con los que poder ofrecer cursos de pesca presenciales, pero no es el caso.
      Lo que si estamos poniendo en marcha es una plataforma a la que te vas a poder registrar, donde tendrás expertos que te contestarán a todas tus pregunta de pesca y te podrán guiar en tu aprendizaje.
      Avísame si te interesa.

      Contesta a este comentario
  2. juan carlos
    #2 juan carlos 12 noviembre, 2015, 10:04

    Hola buenos dias yo estoy llendo a espigon a pescar y la verdad que ay uno se distrae y vastante la ultima vez que guu coji una veintena de bogas dos doraditas de racion y varios que no se como se llaman son como los de la foto de barriga azul como esta foto que ay puesta y los coji con coreano y cebando con caracol de tierra

    Contesta a este comentario
  3. Alfredo
    #3 Alfredo 7 octubre, 2015, 21:58

    Posar la caña es la diferencia entre 0 y picadas.

    Contesta a este comentario
  4. Rolyto
    #4 Rolyto 7 octubre, 2015, 21:05

    Hola tengo poco tiempo desde que ha dado el gustito de la pesca.en agua dulce y en el mar . pero por lo novato que aun soy no he podido pescar nada.agradeseria toda la ayuda que puedan darle a un novato .vivo en Badalona y quisiera saber en agua dulce donde podría pescar .

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.