Nociones básicas para iniciarse en la pesca en cotos intensivos de trucha

Nociones básicas para iniciarse en la pesca en cotos intensivos de trucha

Nociones básicas para iniciarse en la pesca en cotos intensivos de trucha

por 10 de abril de 2013 11 comments

Lamentablemente, cada vez es más difícil pescar debido a muchas y variadas circunstancias, las cuales analizaré pormenorizadamente en próximas fechas. Pero, a día de hoy, una de las formas de tener prácticamente asegurado el divertimento, en forma de buenas pescatas, es practicando la pesca en cotos intensivos de truchas, los cuales se reparten, con relativa abundancia, en la mayoría de nuestras provincias.

Josan Illescas practica la pesca en cotos intensivos de trucha.

Aunque suele ser fácil conseguir sacar salmónidos en los mismos, para asegurar el éxito es aconsejable tener en cuenta una serie de cuestiones sin que necesitemos para ello un equipo extraordinario de pesca:

Recopilar información

Antes de afrontar una jornada de pesca en un coto intensivo tenemos que compilar la mayor información posible: estado del río, tipo de trucha con que se repuebla –no es lo mismo el comportamiento de la trucha común que el de la arcoíris–, tamaño de las mismas, cupo de capturas, precio del permiso y días en que se lleva a cabo la repoblación. Esto es fundamental dado que, pese a parecer una verdad de Perogrullo, cuanto más días hábiles para pescar pasen entre la repoblación y nuestra jornada, mucho más difícil será sacar una trucha, tanto por el desplazamiento de las mismas, río abajo las arcoíris, y en dirección contraria las comunes, como, y más importante, por las capturas llevadas a cabo por los usuarios del coto en estos días, lo que hace que la población de los peces desde su primigenia suelta mermen considerablemente.

El equipo de pesca

Aconsejo que la caña de pesca sea polivalente para poder pescar tanto a lance como a cebo. De 2,10m a 2,70m es una medida razonable, y con una acción de 5 a 30 gramos.

Cañas más robustas no son convenientes, ya que si las truchas no son de buen tamaño hará que no notemos la potencia del pez en su lucha por liberarse de su captor, que es, al fin y al cabo, lo que pretendemos.

Como ejemplo os diré que yo suelo pescar con una caña de acción 2 a 15, y os aseguro que con la misma se pueden sacar truchas de 3 y más kilos.

Los anzuelos para pescar a cebo del número 8 al 12 serán suficientes. Venden algunos con una especie de “muellecillo” adosado al mismo para que la masilla tenga mejor sujeción, pero, como lo que tratamos es de optimizar recursos, pienso que no es necesario, siendo un anzuelo normal suficientemente apto para que la masilla no se suelte en varios lances.

En cuanto al sedal de pesca, si están activas, sobre todo las arcoíris, no prestarán mucha atención a si el hilo es trenzado o del 0,40 –sedales que se ven más asiduamente de lo que cabe pensar en estos cotos–, pero con un 0,22 de calidad media (bobina de 100 metros que ronden los 3 a 5 euros de precio) habrá más que suficiente, mejorando, sin duda, al minimizar el diámetro del sedal sustancialmente el número de picadas, sin olvidar, claro está, regular el freno convenientemente por si tenemos constancia de la existencia en el lugar de algún truchón cargado de kilos.

Los cebos

Cucharillas del número 1 al 3, dependiendo de la corriente. En relación a los colores, es muy efectiva la plateada con puntos rojos, aunque también son aconsejables las de puntos negros y azules; en color dorado las que mejor me funcionan son las de puntos rojos. Si queremos que trabajen más profundas en acción de pesca se pueden utilizar las vibrax: el color verde fosforito, junto a la negra con puntos rojos son mis favoritas. Hay que adecuar, siempre, la cucharilla a la corriente y al tipo de pez. La regla sería utilizar cucharillas más grande y pesadas (nº 2 y 3) para ríos con más corriente y truchas más hermosas.

Cebos artificiales con los practicar la pesca en cotos intensivos de trucha.

Si vamos a pescar arcoíris, el cebo más polivalente es la masilla de la marca Powerbait de color naranja, aunque a la blanca tampoco le harán asco estos agresivos salmónidos.

También el gusano de la miel es de los cebos preferidos de las arcoíris y si vemos por el entorno algún saltamontes no dudéis en ensartarlo en vuestro anzuelo, ya que en cuanto lo vea el pez la picada será inminente.

Hay muchos más cebos artificiales, como las imitaciones de huevas, gusanos de silicona, cangrejos diminutos parecidos al vinilo,… pero con los mencionados en primer lugar sería suficiente para que las arcoíris tomen nuestro engaño sin problemas.

Para las truchas comunes nos tendremos que olvidar de la masilla, alguna puede picar al gusano, pero el mejor cebo es la lombriz, aunque particularmente me decanto para la pesca de esta especie por cucharillas y peces artificiales de pequeño tamaño.

Las técnicas de pesca

Para pescar truchas arcoíris, sin duda alguna la técnica más efectiva es la llamada “al arrastre”, la cual consistiría en poner uno o varios plomos a unos 50 centímetros del cebo y lanzar el mismo preferiblemente a contracorriente hasta alcanzar el fondo y dejarlo derivar por el mismo; si no se produce la picada en esta deriva, recoger lentamente, siempre con el hilo tenso para detectar el más mínimo atisbo de ataque.

Josan Illescas practica la pesca en cotos intensivos de trucha.

El peso del plomo se debe adecuar a la corriente del río. En tablas de poca corriente, 2 gramos serán suficiente, pero para lanzar estos livianos pesos hay que utilizar cañas de poca acción como las anteriormente mencionadas. Además, de esta forma, se acentuará la sensibilidad de las mismas y será más fácil detectar la picada. Con estas truchas y esta técnica es recomendable no clavar instantáneamente al notar que el pez muerde el cebo, sino que sería incluso aconsejable destensar el sedal para que no noten el engaño, se traguen más el mismo y, entonces, clavar con un ligero cachete –no hace falta meterle un “viaje” que la raspa le salga al pez por la boca, ya que ellas se clavarán solas al engullir con fruición nuestro cebo–.

Pesca con veleta o boya: técnica también muy usada en estos cotos, aunque se necesita algo más de técnica que pescando “al arrastre” y la considero algo menos efectiva. Se basa en poner una veleta adecuada a la corriente del río, procurar que el cebo trabaje cercano al fondo y esperar que en su deriva corriente abajo sea hundida por un salmónido.

Y, por último, la pesca a lance con cucharillas y peces artificiales. Sólo anotar que corriente arriba la recogida debe ser rápida y a contracorriente es mejor hacerlo lentamente, que la misma fuerza del río mueva las palas si lo que utilizamos es cucharilla.

Josan Illescas practica la pesca en cotos intensivos de trucha.

Creo que con lo expuesto será suficiente para poder llevar a cabo una jornada de pesca en cotos intensivos de trucha con garantía de éxito teniendo en cuenta la poca dificultad en la pesca de estos hambrientos salmónidos, aunque si hay algún lector interesado en especificaciones más precisas y técnicas, estaré gustoso de escribir otro artículo más pormenorizado y abundar en trucos que sí serán útiles en días que estos peces estén más reacios a llenar nuestras nasas.

Y para que os vaya entrando el gusanillo de probar la pesca en cotos intensivos de trucha, aquí os dejo un vídeo que grabé durante el concurso de pesca de salmónidos en el Coto Intensivo de La Torre (Cuenca) en el río Júcar.

Sólo un último apunte: lamentablemente estos cotos y estas técnicas se asocian a la pesca con muerte, estando obligados a sacrificar las capturas. Pero, y pese a esta excepción, mi filosofía de pesca sigue siendo, y siempre será “captura y suelta”.

Más artículos interesantes

Cómo sujetar, desanzuelar y soltar correctamente a una trucha
visitas 1.361
La práctica de la captura y suelta es de una importancia vital para la inmensa mayoría de las especies piscícolas autóctonas. En el caso de los salmón...
Peces míticos: La trucha toro y la historia de su recuperación
visitas 1.322
Creo que casi todos los pescadores tenemos algún viaje, alguna especie que nos encantaría pescar, ya sea un dorado o un marlín, por ejemplo para los q...
Que hacer durante al veda truchera
visitas 396
A muchos aficionados la espera de la nueva apertura truchera se les hace demasiado larga o más bien eterna. Cierto es que podemos seguir pescando en i...
La pesca en el mundo: El Festival de la Trucha de Montaña de Hwacheon, Corea del Sur
visitas 878
Muchos de los pescadores del norte, o lo que como es mi caso hemos vivido allí unos años o somos “adoptados” por tener familia política allí, conocemo...

11 Comentarios

Participa en la conversación
  1. jose manuel
    #1 jose manuel 18 octubre, 2013, 14:16

    como puede ser josan ke en la pajina de pesca ke me meta apareces ya vas aser mas popular que mostachon .un saludo si quieres probar un dia las carpas grandees del jucar solo tienes ke avisarme y quedamos

    Contesta a este comentario
  2. Ricardo
    #2 Ricardo 22 julio, 2013, 00:38

    Buenos consejos que compartiré con mis seguidores. Saludos desde Chile

    Contesta a este comentario
  3. Josan Illescas
    #3 Josan Illescas 22 abril, 2013, 16:57

    Bienvenidos los consejos de un campeón, cormorán, ya que en mi caso cada vez pesco peor. Y eso que la teoría la tengo bastante clara, je, je, je…

    Contesta a este comentario
  4. el cormoran asesino
    #4 el cormoran asesino 22 abril, 2013, 16:20

    eres un ARTISTA felicidades, ya colaborare contigo, con algun truquejo.

    Contesta a este comentario
  5. Toni Martínez
    #5 Toni Martínez 10 abril, 2013, 13:00

    Muy buenos consejos para pescar truchas en estos divertidos lugares. Me ha gustado mucho!!
    Saludos.

    Contesta a este comentario
  6. Javier Sousa
    #6 Javier Sousa 10 abril, 2013, 11:27

    Josan,
    Mil gracias por los consejos. Algunos de sentido común pero nunca esta de más recordarlos.

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.