4 Consejos para la pesca a mosca de lubinas

4 Consejos para la pesca a mosca de lubinas

4 Consejos para la pesca a mosca de lubinas

por 9 de abril de 2013 0 comments

Pesca con mosca en agua salada. Con la llegada de la primavera, nuestras costas vuelven a ser visitadas por multitud de lubinas que regresan de sus frezaderos. Cualquier lugar con abundancia de comida, ya sean rías, desembocaduras, puertos, bahías, playas,… será visitado por nuestras amigas, las cuales podremos tentar con cola de rata. Una pesca diferente, pero muy bonita y efectiva.

Pesca a mosca de lubinas

Y es que la pesca con mosca en agua salada cada día se practicada más. Quizás en ocasiones no sea la modalidad que nos proporcione más capturas, ni la más fácil de practicar, pero es innegable que pescar un pez de mar con equipos de mosca nos proporciona sensaciones muy diferentes a cuando pescamos con otras técnicas. Dejando a un lado al pescado azul, la lubina es la más buscada con el sedal pesado. La encontramos en todo tipo de escenarios durante todo el año y más ahora en primavera, que entrará muy bien a streamers y poppers, siendo el momento perfecto para probar suerte con la pesca con mosca en agua salada.

Veamos los mejores equipos, lugares y moscas para la pesca a mosca de lubinas y cómo localizarlas.

1. Equipos de pesca con mosca en agua salada

No es lo mismo pescar en la rompiente del norte de la Península que en una calmada bahía mediterránea. En el primer lugar, hay muchos motivos por los cuales hacernos con un equipo más potente que en el Mediterráneo. No es una regla fija, pero los ejemplares suelen ser mayores en el norte. A menudo hacerse con un ejemplar en esas escarpadas costas hace que debamos forzar más el equipo. Y tengamos en cuenta que en el Mediterráneo los ejemplares suelen ser más desconfiados, habituados como están a las calmadas y limpias aguas, por lo que debemos afinar en los equipos.

Recomiendo cañas de unos nueve pies, para líneas 4 o 5 en el Mediterráneo, sobredimensionando algo más el equipo en el norte, siempre y cuando nos sintamos cómodos con un equipo algo más potente.

Los carretes deben aguantar bien la corrosión. Los modelos automáticos van ganando adeptos también en el mar.

Preferiblemente, para la pesca con mosca en agua salada, la cola de rata será flotante, a no ser que pesquemos en zonas muy profundas. La utilización de bajos trenzados o puentes de línea ya es a gusto del pescador, pero una cosa fundamental es la utilización de fluorocarbono en el terminal de un diámetro comprendido entre un 0.25 o 0.30 lo cual dará más naturalidad a nuestras moscas.

Una bandeja de cintura para que la cola de rata no se dañe en zonas de roca es muy buena opción para evitar enganches indeseados y alargar la vida del sedal.

A este equipo básico habrá que sumarle otros elementos básicos: un vadeador de pesca o unas bota de pecas, gafas polarizadas, un buen chaleco de pesca,… accesorios imprescindibles dar captura a las lobas.

2. El engaño

Las lubinas atacan con decisión variadas imitaciones. En nuestra caja no nos pueden faltar streamers, pequeños poppers y otras imitaciones de animalillos marinos.

Si los streamers los montamos nosotros mismos deberemos montar anzuelos acordes a los tamaños de las lubinas de la zona. En los materiales de montaje no pueden faltar colores blancos y azules con algunas fibras brillantes que la hagan más llamativa.

Con pequeños poppers de foam en color blanco tendremos muy buenos ataques en superfície, haciendo que esta pesca sea aún más emocionante. Y con imitaciones de camarones y pequeñitas gambas no habrá lubina que se resista.

Todas estas imitaciones las moveremos a tirones no demasiado rápidos, dando naturalidad al engaño, que con estos materiales de montaje serán muy atractivos a los ojos del pez. Y con los poppers variaremos la velocidad de recogida, ya que normalmente prefieren velocidades medias, pero dependiendo del día y la actividad, podemos recoger a tirones más rápidos levantando más burbujas en el agua, un movimiento efectivo en momentos de mucho frenesí alimenticio.

3. Lugares para la pesca a mosca de lubinas

Cualquier lugar es apto para pescar lubinas a cola de rata, sea desde orilla o embarcados. Pero es obvio que unos más que otros nos ofrecerán más comodidad y tranquilidad para practicar la pesca mosca en agua salada de la lubina.

Recomiendo buscar desembocaduras de ríos con presencia de lubinas, pudiendo tentarlas incluso en zonas de agua dulce, ya que la lubina se adapta perfectamente si dispone de variada comida.

En el norte, las rías son de visita obligada, haciendo volar nuestras imitaciones en tan tranquilas y apacibles aguas. Las bahías y lagunas costeras serán zonas cómodas para disfrutar con la cola de rata y las puntas de espigones de obligada prospeccion.

¿Y por qué no intentarlo en un puerto pesquero? Siempre que no nos prohíban pescar en su interior son magníficos lugares para buscar las lubinas que se esconden bajo los cascos de los barcos. Y como no, las zonas rocosas con abundancia de pozas, canales, escollos con abundante espuma, serán lugares hacia los que encaminarnos sin importarnos demasiado si hay mucha o poca profundidad, ya que las lubinas pueden cazar en varios metros como en apenas unos decímetros de agua.

4. Estrategias de pesca

Como norma general deberemos hacer buenos lances con la cola de rata para pescar lubinas a mosca, batiendo mucha agua con lances largos. Pero no nos olvidemos que a la lubina le gusta cazar a la espera, apostada en algún obstáculo, con lo cual en ocasiones esta pesca se parece más a la de la trucha o el bass.

Zonas de troncos, pequeños embarcaderos de madera, algas, cascos de embarcaciones, rocas semisumergidas,… todo ello zonas de caza de las lobas, en los cuales deberemos afinar más para colocar con sutileza un streamer o nuestro atrayente popper.

En zonas de poca profundidad como lagunas, bahías o desembocaduras, estaremos también atentos a los movimientos de los peces presa como los mújoles, que son dieta básica de las lubinas, que a menudo se delatarán con sus brutales ataques tras sus presas. Un certero lance hacia esa zona de caza es casi captura segura. No estamos en alta mar para que las gaviotas nos ayuden en la localización de los bancos de peces, así que serán los peces presa quienes delaten la presencia de depredadores en la zona, para lo cual tendremos todos nuestros sentidos de pescador bien alerta.

Con estas recomendaciones ya no hay excusas para no buscar lubinas a cola de rata, modalidad que engancha y con la que siempre querremos experimentar en cada salida. La pesca a mosca en agua salada es una preciosa forma de pescar en el mar y de sentir nuevas emociones al otro extremo de la cola de rata.

Y tú, ¿deseas sacarle metros a tu cola de rata?

 

Más artículos interesantes

Llega el tiempo de las hormigas aladas, te explicamos como montarlas
visitas 383
En este año 2018 de tiempo tan variable y que nada se parece al de años anteriores, el otoño o más bien el fin del verano, no iba a ser una excepción....
La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 146
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...
El marjal de Almenara: Un destino perfecto para pescar en Castellón
visitas 524
A buen seguro que muchos pescadores españoles tienen como destino de vacaciones alguno de los bellos lugares con los que cuenta la provincia de Castel...
En busca de el dorado: pesca del depredador más deseado de Sudamérica
visitas 260
El dorado es un fabuloso depredador muy representativo de las aguas dulces de Sudamérica, tanto en las cuencas altas como bajas. Es también conocido p...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.