4 consejos básicos para iniciar en la pesca a los más pequeños

por 27 de julio de 2013 0 comments

[highlight]Remake[/highlight]

Una de las grandes satisfacciones de los padres es que tus hijos compartan algunos de tus gustos o aficiones. No os asustéis, yo no soy de esos que imponen o les llevan a eternas clases extraescolares o deportivas, no, pero eso no quita que cuando ves que les gusta el baloncesto, la historia o la pesca, tengas una satisfacción de las que “engordan”.

4 consejos básicos para iniciar en la pesca a los más pequeños

Por ello este verano voy a hacer un intento con la pesca. Es una de las mejores épocas para hacerlo porque tienen más tiempo libre… y nosotros también. Tengo ya un pequeño equipo para que mi hija mayor se inicie a este noble arte. Quizá fracase o quizá no y consiga una fiel compañera al menos hasta que llegue la adolescencia, ¡no quiero ni pensarlo! Pero desde luego voy a aplicar los mismos consejos que me dieron a mí hace más de 25 años y aquí estoy, pescando y hablando de ello:

1. Amar la naturaleza

Lo mismo a algunos os parece una tontería, pero no lo es. Antes de llevarla a un río, embalse o estanque, tiene que gustarle el campo, pasear, la flora, la fauna y los ríos, y respetar todo ello. No vamos a saquear los ríos vamos a disfrutar de ellos.

2. Hacerle partícipe

No les vamos a dejar anzuelar pero si pueden ver como lo hacemos, al igual que ayudarnos a plomar una línea, o colocar nuestra veleta. Si no se siente parte importante perderá su interés.

3. Elige bien la modalidad de pesca

Los pescadores continentales normalmente somos muy polivalentes. Yo que he pasado todos mis veranos en Extremadura pescaba (o intentaba) lucios, basses, carpas…. Y usando todo tipo de técnicas. Pero para empezar, pescar en un río o embalse tranquilo a veleta es muy recomendable. A fondo, salvo que sea uno de los días extraordinarios en los que los cascabeles no dejan de sonar se aburrirá, mientras que con veleta estarán atentos a los movimientos, a las picadas. Si sabes hacerlo divertido y ameno, seguro que pasa un día divertido.

4. El pez es tu amigo

Sacar un pez suele “asustar” al principio. Ver como se revuelve cuando sale del agua es lo más llamativo, por ello debemos hacerlo de la forma más natural, acercárselo, fotografiarlo y devolverlo al agua. Así, otro día lo podemos pescar “más grande”.

Y vosotros, ¿ya habéis estáis listos para iniciar en la pesca a vuestros hijos o sobrinos?

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.