3 básicos consejos para la pesca sin muerte

3 básicos consejos para la pesca sin muerte

por 10 de mayo de 2011 0 comments

La pesca sin muerte cada vez se practica más, como una nueva forma de ver la pesca. El respeto al medio ambiente es clave para conservar nuestros mares y nuestros ríos. Ya no sólo es importante dejar limpias las zonas en las que pescamos o montamos los campamentos, también es crucial que tengamos en cuenta la situación de las especies en el tramo o costa donde vamos a pescar.

consejos para la pesca sin muerte

No vale la excusa de que son los barcos los que esquilman los mares, cualquier pequeño gesto es significativo. El respeto por las tallas mínimas es indispensable para la conservación, tanto por nuestra parte como por parte de la pesca profesional.

Por esta preocupación y concienciación nació la cultura de “Captura y suelta”. Comenzó como una necesidad en algunos cauces de salmónidos especialmente castigados y se ha extendido progresivamente en todas nuestras aguas. La modalidad de captura y suelta empezó como una rareza y ahora cada vez más pescadores se apuntan a esta técnica.

Consejos para la pesca sin muerte para que el pez no sufra

Para que el pez no sufra, debemos seguir una serie de prácticas:

El material la pesca si muerte

Los anzuelos redondos y sin muerte suelen engancharse en la boca del pez con mayor frecuencia que los rectos, más propensos a ser tragados. Además se retiran con facilidad. Pero sobre todo, un equipo ligero permite sentir mejor la picada y clavar antes de que el pez se trague nuestro anzuelo.

Azuelos sin muerto

Técnica para la práctica de pesca a muerta

Clavarlo activamente: Para ello debemos tensar la muñeca y el hilo justo fuera del carrete, de modo que, en cuanto pique, seamos capaces de clavar al pez.
De esta forma sólo le haremos una pequeña herida en la boca de la que se repondrá fácilmente.

Devolver al agua la captura

Es una sensación siempre grata y recomendable, pero si no se hace bien, no sirve de nada:

  1. Coger el pez con cuidado con las manos mojadas, para no desprenderle de su mucosa, lo que le puede ocasionar infecciones por hongos y otras enfermedades cutáneas. Podemos emplear un trapo húmedo.
  2. Quitarle el anzuelo. Se debe hacer con mimo, nunca tirando del pez porque podemos desgarrar su boca. Podemos ayudarnos de un desanzuelador, que es práctico y barato.
  3. Si hemos tardado mucho en hacer la anterior operación o nos hemos pasado con las fotos, conviene reanimar a pez. Debemos meterlo en agua y hacer que nade, sujetándolo por el lomo. Si se queda en la superficie seguramente tenga la vejiga natatoria llena de aire, lo que significa que con casi total probabilidad morirá. Hay que asegurarse de que el pez pueda nadar.
  4. Si pescamos desde un muelle, espigón, o cualquier otro lugar a cierta distancia del agua, tirar desde allí al pez, es poco aconsejable. Al caer contra la superficie, sobre todo si lo hace golpeándose, puede quedar malherido. Así que intentaremos dejarlo caer de cabeza o junto con el agua de un cubo, de modo que no se golpee.

¡Espeso que estos simples consejos para la pesca sin muerte, os inspiren para empezar a practicar la captura y suelta!

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.