Después de la manifestación en defensa de la pesca y caza ¿Qué pasará? ¿Qué debemos hacer?

Después de la manifestación en defensa de la pesca y caza ¿Qué pasará? ¿Qué debemos hacer?

por 6 de junio de 2016 0 comments

Hace algo más de dos meses escribí sobre la sentencia del Tribunal Supremo en la que, en lo que se refiere en la pesca, se consideraba a la carpa y trucha arcoíris como especies exóticas y con ello se prohíbe su devolución a los ríos tras ser pescada, punto que afecta enormemente a la carpa, tanto en pesca individual como en concursos, y tampoco las repoblaciones, aspecto fundamental para la trucha arcoíris.

En ese artículo defendía que más allá de las consideraciones medioambientales había que tener en cuenta otras, sociales y económicas. Ya que la pesca y la caza son actividades que ayudan a generar ingresos muy importantes en zonas rurales amenazadas por la falta de alternativas económicas y siempre con la amenaza de la despoblación. Además me permitía cuestionar un par de postulados. El primero sobre la carpa, que lleva 2.000 años en nuestros ríos. Razonaba que desde luego, es un competidor en alimento de otros ciprínidos endémicos, como la boga o el barbo, pero en estos 2.000 años parece que su población ha sido abundante de todos ellos, como lo era hasta no hace tantos años, cuando entraron en juego otras especies y otros aspectos, como la degradación de los ríos. El segundo punto que debatía es el impacto de acabar con las repoblaciones de trucha arcoíris, las cuales no se reproducen y ocupan tramos de ríos y embalses donde desde hace muchos años ha desaparecido la trucha común. En tercer lugar señalaba como muy llamativo que una especie aclimatada hace 20 siglos se considerara invasora y otra que lleva 50 años, como es el hucho hucho o salmón del Danubio, no. Creo que este hecho tan obvio invalidaría o al menos cuestionaría cualquier dictamen.

manifestacion-pesca-1

Pancarta de pescadores zamoranos

Mi artículo generó muchos comentarios. Algunos a favor pero otros, críticas duras en contra. Me debí expresar mal, ya que desde luego no soy un defensor de las especies invasoras, todo lo contrario. El hucho hucho, el cuál es pescado, desde luego que me lo parece, la carpa con su larga historia no. Tan sólo creo que no todo es ecología, el daño de esta decisión es profundo para pescadores y quien vive de la pesca y será mucho mayor debido al escaso compromiso y gasto por parte de las administraciones.

Una manifestación en defensa de la pesca, histórica, pero con un futuro complicado por delante

Este domingo estuve en la manifestación en defensa de la pesca y caza. Para nada fue una “apología en defensa de especies invasoras” como algunos ecologistas aventuraron, para mí fue todo lo contrario. En primer lugar porque los amantes de caza y pesca tenemos o al menos hemos tenido hasta ahora un gran mal, el fraccionamiento. Aunque existen decenas de asociaciones, agrupaciones y clubes, casi todas se han basado en defender sus intereses particulares, incluso enfrentándonos entre nosotros por diferencias de criterios, como ocurre con los defensores de pesca sin muerte y la captura y suelta, con los a veces mal llamados “pescadores tradicionales”.

Esta división es una de las causas por las que el pescador pierde cada vez más terreno, por ello considero tan importante un hecho como el de ayer. Por fin, tras un ataque tan grande a los intereses, los pescadores se han unido y no sólo ellos, también federaciones, asociaciones de pescadores y partidos políticos.

manifestacion-pesca-2

Manifestantes de la Comunidad Valenciana

¿Solución? Habrá que luchar mucho, pero desgraciadamente no la veo. La posición de los principales partidos políticos viene muy relacionada con el estado de campaña electoral en la que vivimos desde antes de las elecciones de diciembre. Cómo dice el refranero español: “obras son amores que no buenas razones”, y hasta que no vea nada concreto, no me creo nada. Quizá se consiga una suspensión cautelar, pero sería pan para hoy y hambre para mañana. Si he visto en la posición en la Unión Europea una pequeña esperanza en el cangrejo de rio, ya que determina que si no hay repoblación sólo aprovechamiento económico, podría ser posible. ¿Sería extensible algo parecido a otras especies? En el caso de la Carpa, lo vital e importante es que se permitiera la devolución de la misma, no es muy necesario su repoblación, pero también hay excepciones. No podemos olvidar, por ejemplo, que esta “especie invasora” tiene una especial protección en algunas regiones como La Rioja por la pérdida de poblaciones por el crecimiento de otros depredadores en la cuenca del Ebro.

Para la trucha arcoíris, el futuro es incluso más oscuro y llevará en el corto plazo al cierre de muchos kilómetros de cotos de pesca, especialmente intensivos, de piscifactorías que se dedican a la cría de estos peces para la repoblación y a una pérdida económica muy grande. ¿Sustituirla por trucha común autóctona? Lo veo una utopía, por coste e implicación de los responsables de pesca.  Yo sigo abogando por una posición práctica, que seguro que llevará a que sea muy criticado de nuevo. Protejamos nuestros ríos, pero también nuestras gentes. Recuperemos tramos pero no condenando otros. Protejamos especies autóctonas, por supuesto, pero con una visión amplia de la realidad socio económica de la pesca.

Por todo ello, espero que esta manifestación en defensa de la pesca no muera aquí, que los que amamos la pesca tengamos una voz común y empecemos a defender lo nuestro. Esto es lo positivo, queda mucha lucha por delante, hemos llegado tarde y hay que organizarse más y mejor, pero el paso es muy grande. ¿Qué debemos hacer? Seguir luchando.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.