Muerto el lucio se acabó la rabia: captura y suelta y las obligaciones del Real Decreto sobre Especies exóticas

Muerto el lucio se acabó la rabia: captura y suelta y las obligaciones del Real Decreto sobre Especies exóticas

por 28 de Marzo de 2016 17 comments

Es costumbre muy arraigada en la cultural de la chapuza hispana el intentar arreglar algo roto condenando una pieza del artefacto, maquinaria o cualquier artilugio defenestrado para ver si por casualidad o intercesión divina —aquí cada cual según su fe y creencias—, el aparato se “apañe”… solo, me temo. Y eso es lo que pretende el Real Decreto de 630/2013 que regula  las  especies exóticas invasoras, que condenando al exterminio a ciertas especies, sandez llevada a cabo con un criterio harto discutido y discutible por expertos de no se sabe bien qué, —según opinión propia, matizo, por lo de la tan manida libertad de expresión—, la naturaleza sola arregle los desaguisados y desatinos que le han, o hemos, ido provocando durante largos y tortuosos años de maltratos.

¿Por qué no me gusta el decreto-ley que regula las especies exóticas y más concretamente el tema de la pesca?

La Administración, que tan poco caso hace por este deporte o actividad, sin ningún estudio previo razonado, y si lo hubiere poco lógico y efectivo visto lo visto, pretende que sean los pescadores quienes, y mediante el siempre dañino exterminio, arreglen los errores cometidos per se, ya que, y recuerdo para los que esto desconocen, muchas de las introducciones “legales a priori” de muchos de estos peces fueron perpetrados por ella misma; pero, y al albur de cualquier idea peregrina de algún iluminado y adaptando, supuestamente, de manera torticera y sin sentido alguno nuestra legislación a las directrices venidas de la Unión Europea, pretenden que la mortandad de un innumerable número de especies piscícolas, precisamente casi las más buscadas y deportivas, la lleven a cabo pescadores que desde que tienen uso de razón han practicado el “captura y suelta” en su legítima creencia de ser la manera más efectiva de cuidar la pesca en nuestras aguas, por no decir que sería muy discutible moralmente obligar a matar a un ser vivo a quien éticamente lo considera injusto, lo que nos llevaría, incluso, al terreno de la libertad de creencias y, por ende, a la objeción de conciencia.

Captura y suelta de Lucioperca

Captura y suelta de Lucioperca

¿Cuánto tiempo llevan los supuestos peces exóticos en nuestras aguas? ¿Y cuánto los pantanos?

El hábitat de los peces autóctonos como barbo, madrilla, cachuelos, anguilas, entre otros muchos, era el de nuestros ancestrales ríos, pero en esa época no existían pantanos, y fue ahí donde se introdujeron la mayoría de los peces “alóctonos”. ¿”Alóctonos”, de dónde? Se introdujeron en un hábitat artificial como pantanos, embalses, charcas de regadío y otros de parecida jaez, por lo que en ellos mismos (las masas de agua mencionadas) todo pez que se echara se convertiría en autóctono inmediatamente al tratarse de un ámbito donde no debería existir pez alguno debido a que ancestralmente sólo era superficie agreste. Seguramente esté planteando una teoría peregrina, pero indudablemente tiene parte de lógica.

Siempre he practicado el captura y suelta. Me enerva y me cabrea enormemente ver el maltrato a los peces y las matanzas indiscriminadas de los mismos, pero me tengo que fastidiar porque estas acciones, como poco: incívicas y amorales, son permitidas e incluso, más sangrante aún, fomentadas y alentadas por la Administración. Como he dicho, reitero mi filosofía de pesca hasta la fecha del Real-Decreto Ley, y desde ese momento tengo muy claro mi forma de actuar, pero también tengo más claro aún que lo que haga con los peces queda entre el pez y yo.

Captura y suelta

Cierto es que la introducción de especies —aunque me cueste llamarlas así, siguiendo la legislación actual y a modo de entendernos lo seguiré haciendo— “invasoras” (y de nuevo aclaro que no se trata de hordas bárbaras o ejércitos alejandrinos que de motu propio invadieron territorios ajenos, sino que fueron introducidas, seguramente muy a su pesar puesto que vivirían muy felices y dichosas donde nacieron, por la mano del hombre y muchas veces al amparo de la ley) en ciertos puntos de ríos, ha hecho mucho daño respecto a la población autóctona como puede ser el caso de la trucha común, tomada ésta sólo como ejemplo, despoblando estas aguas de las mismas en favor de los nuevos habitantes. Estoy totalmente de acuerdo con que se intente una regeneración de estos hábitats a través del cuidado exquisito de los individuos que todavía puedan subsistir, ayudando a su recuperación, si hiciere falta, con repoblaciones o cualquier otra medida razonable, y evitando de igual manera la expansión de especies que depredan sobre éstos, pero, lamentablemente, son contados los lugares donde se han llevado a cabo acciones efectivas tendentes a recuperar, no nuestros peces, porque a todos considero “nuestros” por tantos años que llevan con nosotros, sino nuestros entornos primigenios, los seres vivos que los habitaban y, ya de paso y soñar es gratis, la pureza de las aguas.

Captura y suelta de Lucio

Captura y suelta de un lucio en Orellana

Todo lo anteriormente expuesto no me exime de reconocer que estoy en contra de la introducción de especies “alóctonas” en entornos libres de las mismas, y que esta cuestión sí debe ser regulada y su incumplimiento castigado, pero, y ya existiendo especies aprovechables “deportivamente” con un notable arraigo y asentamiento en nuestras masas de agua dulce, muy lejos de las necesidades de su consumo y depredación indiscriminada, ¿por qué no aprovecharlas para esparcimiento y disfrute de pescadores? Lucio, bass, lucioperca, siluro, carpa trucha arcoíris… ¿Por qué, según qué Comunidad Autónoma se trate, se pueden salvar o, al contrario, exista el deber de su sacrificio? ¿No existe un punto medio de salvaguardar estas especies y a la vez tomar medidas reales para devolver las especies autóctonas a sus antiguos hábitats o asentamientos que no son otros que los ríos, ya que, como ya he apuntado, embalses, pantanos, etcétera, siguen siendo un medio creado artificialmente? El matar por matar no creo que sea, ni de lejos, la solución, sino un error monumental e irreparable.

Así que, y terminando, muerto el lucio no se acabó la rabia, simplemente se acabó el lucio (aquí incluyo las demás especies mal llamadas “invasoras”), pez deportivo y apreciado por muchos pescadores y que genera, no nos olvidemos de la importancia de esto, y cosa nada desdeñable estando en la situación que nos hallamos, unos recursos económicos a ciertos sectores y lugares cuyo sustento se basa en gran medida en la pesca de estos peces tan perseguidos, a mi parecer, injusta y cruelmente.

Estudio previo y pormenorizado, sí; prohibición de introducciones de peces de forma indiscriminada y sin control, también; protección exquisita de los peces autóctonos y sus hábitats, obvio; pero, y sin menoscabo de lo anterior, yo personalmente abogo por el “Captura & Suelta” sin discriminación de especies y, si fuera posible, que alguien tuviera en consideración la opinión de quienes seguramente algo tengamos que ver y decir en el tema de la pesca en agua dulce: los pescadores.

Nota: las fotos que acompañan a este artículo son anteriores al Decreto que regula el Catálogo de especies invasoras. ¡Por si acaso!

Más artículos interesantes

La decisión del Tribunal Supremo de declarar a Carpa y trucha arcoíris como especies invasoras y sus...
visitas 6.169
El viernes 18 de marzo estalló una “bomba” para los pescadores que tres días después ignoramos cuáles serán todas sus repercusiones reales pero que se...
Malas perspectivas para el arranque de la temporada de pesca en Madrid
visitas 833
A una semana vista (la temporada de pesca en Madrid arranca el próximo domingo 15 de marzo) este pasado fin de semana me encaminé por el tramo alto de...
Debate: ¿es práctica la normativa sobre licencias de pesca en España?
visitas 1.264
No es la primera vez que os hablamos de temas relacionados con las normativas de pesca en este blog. Sobre todo porque nos gusta saber vuestra opinión...
¿Por qué Asturias prohíbe la pesca en kayak?
visitas 1.246
Asturias, una comunidad autónoma de referencia en la pesca, tanto continental con el salmón a la cabeza, como en la marítima, ha dado un paso atrás im...

17 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Wolf
    #1 Wolf 19 Abril, 2016, 07:58

    Uno de los mejores artículos de opinión que he leido sobre este tema. ¡Gran trabajo!

    Contesta a este comentario
  2. Jos
    #2 Jos 30 Marzo, 2016, 19:49

    Buenas a todos:

    Llevo toda la vida pescando en el mar y en el rio. En mi forma de pensar pez que mato es porque me lo voy a comer.
    Cuantas veces hemos pescado “llaveritos” y todos vuelven al agua.
    Yo todo black bass pequeño lo devuelvo y si saco uno con una talla hermosa me lo llevo para cenar, que muy rico esta.
    Mi pregunta a la gente que esta a favor de la captura y suelta delante del seprona que haceis?Devolveis el pez en cuestion? Porque creo que la denuncia puede ser cuantiosa. Y esos de verde salen asta debajo de las piedras con la normativa en la mano (aunque muchas veces ni saben ellos las normas nuevas)
    Un saludo y mucha pesca.

    Contesta a este comentario
  3. ablanquejo
    #3 ablanquejo 29 Marzo, 2016, 12:54

    No,no,no. Quiero más cangrejos autóctonos contra los americanos, más truchas comunes que arco iris, no al black bass que no sabemos ni llamarlo, menos peces gigantes introducidos para el disfrute de algún o muchos pescadores que no saben el daño que hacen, lo siento…pero el que escribe el artículo ni lo sabe ni parece que le interese. Soy pescador por supuesto, y ni me acuerdo desde cuando.
    Espero que a los cazadores no les de por repoblar con bisontes, leones, elefantes…sólo por el gusto de cazar, claro…con cartuchos sin muerte, pobrecitos.

    Contesta a este comentario
    • Mario
      Mario 29 Marzo, 2016, 20:16

      A todo pescador le gusta sacar peces, de esto no cabe duda. A mi particularmente, eso que llevo en esto de la pesca apenas un par de años, también. Por supuesto que estoy de acuerdo con Ablanquejo en lo que dice respecto a su deseo de pescar peces “autóctonos”. Yo también lo quisiera.
      También he de estar de acuerdo con Josan y sobretodo en lo que estoy en total desacuerdo es en que tenga que ser yo o cualquiera de nosotros los que tengamos que sacrificar a todo pez que no parezca de aquí. Quizas por eso se controla tan poco el mal uso de las artes de pesca que utilizan algunos y el lamentable estado en el que dejan las orillas de ríos, pantanos, charcas, etc.
      He de recordar que existe, como dice Josan, la objeción de conciencia y dudo mucho que alguien me pueda obligar a matar a un ser vivo, sea autóctono o aloctono. Si es así, para mí ese tipo de pesca no dejará de ser un maltrato animal. Espero que los defensores de los derechos animales estén en los pantanos y ríos haciendo sus manifestaciones en contra de esa crueldad que sería el acabar con la vida de un animal cuyo único delito ha sido crecer en un entorno supuestamente ajeno a él.
      No me inicié en este deporte para acabar con la vida de ningún animal, sino porque desde pequeño me habían hablado de la gran afición de mi abuelo en esto de la pesca y en los enormes Lucios que conseguía sacar desde el Manzanares hasta Portugal.
      Agradecería a quien corresponda que ponga remedios de otro tipo y a otro tipo de cosas que necesitan más urgentemente de su atención.

      Contesta a este comentario
      • ablanquejo
        ablanquejo 30 Marzo, 2016, 12:01

        ¿Maltrato animal?…Por supuesto que matrato al pez cuando le clavo el anzuelo y tiro de él aunque luego le suelte, ¡¡¡¡ SOY PESCADOR !!!! y de río para especificar más, Debí equivocar el hilo.

        Contesta a este comentario
        • Vidal
          Vidal 31 Marzo, 2016, 17:09

          Ablandejo: No es lo mismo dar una torta a una persona, que pegarle un tiro en la cabeza. Claro que hay maltrato al pez, pero hay una enorme diferencia entre soltarlo(en las mejores condiciones) y quitarle la vida.
          Creo que equivocaste el hilo, la caña y tu aficion.
          Con todo el respeto.

          Contesta a este comentario
      • Josan Illescas
        Josan Illescas 30 Marzo, 2016, 13:45

        Perfecto, Mario, totalmente de acuerdo con tu excelente exposición del tema y el profundo rechazo que manifiestas a la obligatoriedad de matar a estos peces.
        Saludos.

        Contesta a este comentario
    • Josan Illescas
      Josan Illescas 30 Marzo, 2016, 13:38

      Y a mí me gustaría poder andar todavía entre dinosaurios, pero se han extinguido, o volar cual mariposa libando de flor en flor lleno de dicha y felicidad en prados frondosos, verdes, límpidos e infinitos, y ya puestos, por pedir que no quede, y algo más prosaico y mundano, que me tocara la lotería. Pero, y debido a que lo primero, por tratarse de una entelequia, es imposible y lo segundo, por harto improbable, me tendré que conformar con lo que tenemos, aprovecharlo y cuidarlo. Dices que no sé el daño que se hace con las introducciones ilegales y que no me interesa, pues he de llevarte la contraria, aunque ni biólogo ni erudito, ni siquiera muy listo soy, aclaro, compañero Ablandejo (digo lo de “compañero” por lo de nuestra común afición, en modo alguno en forma irónica o despectiva, ya que tu opinión la considero tan válida y respetable como la mía propia), y en el artículo por ello abogo, no sé si lo habrás leído completo, porque se intenten salvar los hábitats susceptibles de ello y proteger y cuidar a los peces autóctonos que siempre los han habitado. No en los pantanos, apunto también, que son artificiales y, por tanto, todo lo que haya en ellos sería autóctono per se. Pero, ¿se hace algo al respecto? Ya te lo digo yo; salvo excepciones puntuables: NADA. Entonces, ¿qué hacemos? ¡Matar todo lo que salga del agua! No te preocupes que de eso ya se están encargando muchos bárbaros, y nada tienen de ecologistas, pero, y matizo, acaban tanto con los llamados peces “exóticos” como con los que a ti te gustan, los autóctonos. ¡Mira!, estas hordas en esto no discriminan.
      Así que, en mi opinión, la cual no tiene porque ser verdadera e inmutable, lo único viable es conservar lo que tenemos sin ninguna introducción más, y que obligar a matar como único método posible de salvar la pesca es una aberración rayana con la sandez. Como nos tengamos que dedicar sólo a la pesca de las especies autóctonas que quedan, tú, Ablandejo, lo sabrás igual o mejor que yo, más vale ir guardando las cañas en el cajón del olvido.

      Contesta a este comentario
      • ablanquejo
        ablanquejo 30 Marzo, 2016, 14:34

        Y duro con los pantanos, que si ya han sido modificados ya tenemos luz verde para hacer lo que queramos….mete cocodrilos….ni que los peces no subieran por el río y se comieran todo entre medias, y lo bajaran también. Hazlo pero evita que los peces puedan remontar el río o bajar por él, hay embalses de ese tipo que te dejan echar exóticos. ¿Por qué crees que lo hacen así? El hombre cuanto menos toque mejor, no hagamos una barra libre que así nos va, dale tiempo a la naturaleza para dejar las cosas otra vez en su sitio, que habrá menos pesca, por supuesto, al principio luego todo lo que se comían esos gigantes aparecerá. Eso piensan los que han estudiado, respetemos el tiempo que han utilizado en ello y no les descalifiquemos sin saber.

        Contesta a este comentario
        • Josan Illescas
          Josan Illescas 30 Marzo, 2016, 15:23

          Y dale con lo que se han comido o dejado de comer… “esos gigantes”. Y dale con que respetemos a “los que han estudiado”… y que, casualmente, están de acuerdo contigo, te ha faltado decir. Qué pasa con los demás que afirman lo contrario y que también “han estudiado”, ¿que son tontos? “Y el hombre cuánto menos toque”, ¿qué? ¿La naturaleza y los peces con ella se va a recuperar sola? “La vida se hace paso” (Jurassic Park? ¡Anda ya!
          Hala, tú ves esperando que los peces autóctonos se vayan regenerando solos, única medida que apuntas como efectiva, unida al exterminio masivo de peces que no te agradan, cosa que, como poco considero inmoral, y ya verás como dentro de 2000 ó 3000 años los ríos y pantanos, que tanto menciono porque ahí están y los pesco mucho disfrutando de sus peces —claro que yo no sé ni he estudiado y no tengo conciencia del daño que hago— rebosarán de truchas autóctonas, anguilas, cachuelos, bogas, etcétera. Lástima que yo ya no estaré para verlo. ¡Cachis!
          El lema sería: Liquidemos toda sombra de vida piscícola a la que se ha etiquetado como exótica, que ya, si eso… veremos.

          Contesta a este comentario
          • ablanquejo
            ablanquejo 30 Marzo, 2016, 15:37

            JUA,JUA,JUA, vaya pescador, qué poca paciencia

        • Josan Illescas
          Josan Illescas 30 Marzo, 2016, 15:49

          Ya sabes compañero Ablandejo que la paciencia es la madre de la ciencia y yo, como no he estudiado, je, je, je…

          Contesta a este comentario
    • Vidal
      Vidal 31 Marzo, 2016, 16:56

      PARA ABLANDEJO: con todos los respetos. no has entendido el articulo y lo que es peor, no estoy seguro de si quieres entenderlo.

      Contesta a este comentario
  4. Toni Martínez
    #4 Toni Martínez 28 Marzo, 2016, 14:08

    Muy bien expuesto Josan 😉 Totalmente de acuerdo.

    Contesta a este comentario
    • Josan Illescas
      Josan Illescas 30 Marzo, 2016, 13:41

      Estaba convencido de tu total conformidad con la filosofía que quiere manifestar este artículo. Muchas gracias, Toni.

      Contesta a este comentario
      • Milla
        Milla 8 Marzo, 2017, 01:40

        Pues perdona Josan, pero poco favor haces al deporte de la pesca. Cito: “Si esas especies las tenemos ya introducidas dejemoslas”… por el simple divertimento de una jornada de pesca???.
        Se denominan especies exoticas (que son introducidas en un medio que no les era original) e Invasoras (comportamiento caracteristico desplazando a otras especies poniendo en riesgo poblaciones originales). No creo que sea tan dificil de entender.

        Darse una vuelta por la Laguna de Medina (Jerez Fra), y ver como se han cargado un ecosistema la suelta/escape de carpas de algún iluminado.
        Si no se actua de una vez (y ahora parece verse por fin algo de luz), todos nuestros cursos de agua iban a ser una fotocopia con cuatro especies de peces tipo.
        Con la captura y muerte no estamos erradicando la especie pero si controlando su efecto “invasor”. Reduciremos sus daños y permitira la recuperacion de especies autoctonas a medio largo plazo, seguro.

        Y si tanta objeción de conciencia os da el acabar con un Black pensar en la de otros ejemplares de bogas, cacho, etc que se habrá cargado (comido) para alcanzar ese tamaño, quizás así no tengáis remordimientos.

        PD.- Y la Ley nos guste mas o menos habrá que cumplirla (o aflojar billetera, a gusto del personal)

        Contesta a este comentario
        • Josan Illescas
          Josan Illescas 8 Marzo, 2017, 10:50

          Hola, Milla, seas hombre, mujer, asociación, persona física o jurídica: en primer lugar decirte que afirmar que poco hago con este artículo al deporte de la pesca es no haberlo leído siquiera y, peor aún, sacar una simple cita del mismo y terminarla como a ti te viene en gana es lo que se llama descontextualizar, es decir, en este caso, inventar de forma engañosa.
          Seguidamente tienes la arrogancia de intentar dar una triste explicación de lo que es una especie invasora y exótica, acabándola con la siguiente aseveración: “No creo que sea tan difícil de entender”, o sea, llamándome tonto de forma torpemente eufemística, propia de quienes se tienen en tan alta estima que los demás ni siquiera tienen derecho de opinar. Así que, y visto lo visto, como la posibilidad de convencer a alguien que se expresa de forma tan despótica es nula, doy el tema por zanjado. Eso sí, ya te digo que el exterminio indiscriminado de peces menos va a hacer por la pesca. Claro, que a ti, ya seas hombre, mujer, asociación, persona física o jurídica, seguramente te la trae al pairo. ¿Por qué pienso esto? Porque, aunque dudo que seas pescador, lo que tengo claro es que en absoluto te gustan los peces.
          PD: por cierto, has hecho una terminación perfecta para el espíritu que inspira tu comentario: una amenaza velada.

          Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.